Un alerta para los polticos de Nuestra Amrica

2012.01.27 - 08:12:35 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miralys Snchez Pupo

Jos Mart
La palabra de José Martí en sus discursos fue mensaje para todos. Pero su prosa escrita se tuvo que dirigir a los segmentos letrados, y de forma muy especial a los políticos, de las jóvenes naciones latinoamericanas. Sin descanso aportó argumentos para contribuir a evadir nuevos peligros y asumir una comprensión cabal de las razones a defender en tan importante segmento mundial. Ese que tuvo en la diana reiteradamente llamada Nuestra América tanto en su ensayo como en discursos y otras obras.

El propósito central era crear una clara conciencia hacia el futuro sin desviar la ruta en la que se empeñaron hombres como Simón Bolívar, quien nunca se avergonzó de su condición autóctona. Tal figura fue subrayada por Martí como germen de la unidad continental que tomó como bandera en el desarrollo de la Conferencia Internacional Americana en Washington donde estaban nuestras tierras ahora conocidas como partes del sur.

Aquella convocatoria descrita en páginas martianas como advertencia era gran plataforma que preparada por Estados Unidos. Era una especie de campo de batalla política contra las hermanas naciones que acababan de conquistar la libertad. La maquinaria yanqui se concentró en crear condiciones para el proceso de anclaje y apropiación de sus respectivas economías. Su plan era absorberlas en beneficio de los trust, que ya lanzaban sus brazos hacia el exterior de sus fronteras con el clamor de ampliar sus mercados.

La estrategia norteamericana era maniatar el futuro desarrollo de las jóvenes naciones a partir de sus créditos. El tema llevado al lenguaje militar era una especie de ablandamiento de cada segmento de las naciones hasta colocarse poco a poco como dueños de su territorio. De tales peligros no se podía esperar más y la denuncia martiana aclaró por todas sus vías, y hasta a través de su condición de cónsul de hermanas naciones, por las que tuvo la oportunidad de representarlas con sus argumentos dentro de los encuentros patrocinados por los Estados Unidos en despliegue hacia el sur.

La declaración de guerra sin armas ni municiones estaba en el tapete desde los instrumentos crediticios, que les permitiría adueñarse de las riquezas de las hermana naciones, al perder su libertad en manos ajenas. Ahora flotaban los métodos de la neocolonia asolapada a través de su palabra de un tigre, aparentemente generoso, que espera saltar de un momento a otro sobre sus nuevas víctimas.

Aquellas advertencias fueron inspiración entre otras huellas argumentales de su pluma para el futuro siglo XX cubano donde él llegó con luz de aurora. Fue piedra esencial que fortaleció ideológicamente el asalto al Cuartel Moncada en 1953. Pero además alerta política de la Revolución en la apertura de sus principales documentos como nuevas banderas de Cuba. Entre ellos la Primera Declaración de La Habana (1960) y Segunda Declaración de La Habana (1962), donde Martí cabalgó en cada palabra introductoria.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre. Editoras: Liannis Mateu Francés - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Comunity Manager: Alejandro Rojas. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015