Víctor Mesa y Matanzas no han podido con la historia

2016-04-05 22:26:28 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Víctor Mesa, manager del Equipo de Matanzas

Una vez más, los fanáticos a los Cocodrilos de Matanzas se quedaron ávidos de ver a su selección escalar al estrellato en la edición 55 del pasatiempo nacional. Por quinto año en fila, los yumurinos tuvieron un encuentro con la historia, y le tocó desafiar a los Vegueros de Pinar del Río, quienes fueron la piedra en su largo camino de siete batallas.

No cabe duda que el duelo entre Vegueros versus Cocodrilos nos trajo grandes emociones, y un claro mensaje: “que aún existe la rivalidad, el juego limpio y duro, la entrega a la camiseta, fundamentos primordiales de nuestros legendarios campeonatos”.

Antes de comenzar este play off, pocos se ponían de acuerdo al borde del favoritismo. De veras, no había lugar para desafiar ni al más incrédulo, pues nadie tenía como destapar cual sería el celestín de emociones que nos traería la semifinal.

Matanzas, cargaba en su espalda un poco más de distinción por haber sido el líder en la etapa regular, incluso derrotando a todos los clasificados a semifinales en su compromiso particular, dígase: contra Ciego de Ávila e Industriales ganó 6-3, y versus Pinar del Río lo superó 5-4.

Pero a partir del 26 de marzo, eso era solo borrón y cuenta nueva. Las bondades del sistema de clasificación, solo le darían a la tropa de Víctor y la de Roger —segundo lugar— la facilidad de abrir sus respectivos compromisos en casa.

Por su parte, los Vegueros dirigidos por Jorge Ricardo Gallardo venían de una temporada de ensueño, en la cual pocos habían vaticinado que con tantos jugadores jóvenes en varias posiciones claves –segunda base, campo corto, receptoría y en los jardines—su cuerpo de lanzadores iba a poder ser ganador. Pasaron los primeros 45 partidos, y el trabajo de los serpentineros fue tan bueno que tras 87 juegos de la etapa regular lanzaron para 3.24, comandando la efectividad colectiva, y sin tener que incluir ni un refuerzo en dicha área tan importante.

Las cartas estaban sobre la mesa. Era el destello de una colosal historia color verde, contra la juventud, si en materia de resultados en esta época se trata, de la franela rojiblanca matancera.

LA HISTORIA ADJUNTA PREVALECIÓ EN EL TERRENO

Tras cumplir el calendario con una división de honres en el palacio de los Cocodrilos, las acciones se trasladaron a la tierra del mejor tabaco del mundo.

Matanzas, peleó y ganó dos reñidos partidos ante los medias verdes en sus predios, situación que ponía a los de vueltabajo… bien abajo…

Recuerdo que el día del sexto juego, conversé con Denis Laza, uno de los refuerzos del conjunto que viste de verde. Y, su convicción en el triunfo sintiéndose parte todo el tiempo del terruño vueltabajero, realmente me conmovió.

—Le pregunté: ¿Qué pasa hoy?

—Me dijo: “Por el momento lo que no puedo decirte es que pasa mañana…

— ¿Por qué?

—“Porque hoy ganamos, contra Yera o Jonder, el que sea”.

La confianza de Laza aun cuando se había ido de 15-0, era como una epidemia de júbilo y al mismo tiempo una confianza que generaba diversión, algo con lo que se notaba contagiada toda la novena.

Pero más que el coraje, era apreciable el orgullo que tenían los pinareños —contando también a los refuerzos—, y la forma de amar a la camiseta, más que al apellido, algo que de alguna manera hay que rescatar en la pelota cubana… estamos a tiempo.

El éxito 9-7 puso a los Vegueros en el juego 7, con el pitcheo un poco más fresco, y con una suma de confianza.

Matanzas no pudo y otra vez se quedó a las puertas de la final por cuarta ocasión en las últimas 6 temporadas.

Pinar del Río vino de abajo, clavó la espada en sexto y séptimo juego, y demostró que la historia cuenta, y que ante equipos grandes hay que rematar.

Al receptor Yosvany Alarcón le tocó ser el hombre grande, ese que con un batazo destruyó los planes de Víctor Mesa como timonel en Matanzas, al igual que en años anteriores lo protagonizaron: Rudy Reyes (Industriales) en el juego 7 de la semifinal en 2012, Ariel Pestano en el juego 6 de la final en 2013 (Villa Clara) y Luis Alberto Valdés (Pinar del Río) en el juego 6 de la final en 2014, estos dos últimos con las bases llenas.

Los Cocodrilos quedaban eliminados, siempre con las botas puestas, pero dejaban a la afición con otro sabor agridulce al ganar solo un duelo de los cuatro que sostuvieron en casa al discutir el pase a la gran final.

La presión y exigencia de la fanaticada en Matanzas ya es innegable. Y, aunque en el béisbol ninguna derrota justifica a una selección ante sus seguidores —fanáticos al fin—, la realidad es que los yumurinos no se conforman con otro tercer lugar.

Aficionados de Matanzas. Foto: Yirsandy Rodríguez

Para el “resultado” de una provincia, estar en el podio de premiaciones es lo más grande que pueda suceder en un deporte, y más si es en el béisbol. Sin embargo, cuando un elenco toca tanto la posibilidad de ganar un campeonato y se mantiene año tras año en la cima, la exigencia se dispara… simplemente, solo un trofeo llena dicha necesidad de los seguidores.

He tenido la posibilidad de conocer la Atenas de Cuba en sus dos últimas fases. ¿Cuáles? La número 1, cuando estuvieron navegando en la mediocridad donde pululaban penosas actuaciones en los años 90’, luego de que Henequeneros tejió par de títulos 1990-91, al mando de Gerardo “Sile” Junco.

Entre 1992 y 2012, fueron 20 años duros para los amantes de la pelota en Matanzas, mientras su equipo sufría sumergido en el frío sótano.

Víctor Mesa y su colectivo de dirección, con Víctor Figueroa como preparador inamovible del plantel —pues otros coach en ido y venido— levantaron los resultados y ubicaron a los Cocodrilos en la cima de la élite cubana, en una etapa que se despedían de prácticamente de las medallas equipos grandes como Villa Clara —que ganó en 2013, pero luego ha pasado trabajo para clasificar— Santiago de Cuba.

Lugar a comparaciones, o pedirle a Víctor Mesa que haga más es imposible. Él no es perfecto, se equivoca como todos. Pero sin dudas, sus cuestionadas tácticas de dirección hacen ganador a su equipo, aun cuando al encontrarse con la historia de grandes selecciones el resultado final cambie.

Mis palmas para Matanzas, animador de toda la campaña con la garra que los caracteriza. Volvieron a estar cerca de la final, y aunque no pudieron hacer el trabajo, se entregaron, y no regalaron nada. Además, ¿qué hay de malo perder ante un plantel de basta leyenda como Pinar? Pues nada… Cocodrilos, ¡con la frente en alto!

Este miércoles continuarán las emociones en la 55 Serie Nacional de Béisbol, cuando en el Estadio José Ramón Cepero Tigres y Vegueros den inicio a la gran final de la pelota cubana.

Se han anunciado para lanzar dos derecho. Vladimir García por Ciego de Ávila, en tanto, Yaifredo Domínguez podría hacerlo por los visitantes.

Para más información, manténgase al tanto de nuestra cobertura.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Aracelis Concepcion Rguez      aracelis2014@yahoo.ca      V.C Cuba
   06.04.2016 - 10:14 am
Victor es buen pelotero y no es menos cierto que levanto el equipo yumurino,pero la forma en que trata los peloteros no creo sea la mejos,esa bulla y la forma que trata los peloteros,que piensa el,las demas personas hay que respetarlas,de que le vale a el la educacion que le dio la Revolucion,hasta Vilma y Raul se preocuparon por sua problemas,que cambie de lo cotrario creo no va a lograr mucho,las opiniones de sus compatriotas en VC no son las mejores hay que conversar en la calle con los fanaticos para escuchar lo que comentan de su manera de comportarse


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Pablo Rafael Fuentes de la Torre.
Editoras: Liannis Mateu Francés - Ruth Soto Falcón - Laura Barrera Jerez. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo.

Directora General: Sofía Mabel Manso Delgado. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015