Vivir entre parntesis

2014.09.08 - 10:02:22 / web@radiorebelde.icrt.cu / Heydi Gonzlez Cabrera

Ansiedad

Sentada en el salón de espera del hospital, una joven evidenciaba gran inquietud. Se levantaba, caminaba, miraba el reloj, volvía a sentarse. Nada dijo, pero los más observadores intuyeron el temor a un diagnóstico. Finalmente, su nombre se escuchó, y lejos de apresurarse a responder, quedó como paralizada, hasta que la insistencia del llamado le hizo reaccionar y, con paso inseguro, entró en la consulta.

Unos más que otros, pero todos en general, hemos experimentado esa tensa sensación que desconcierta. No se trata de una enfermedad específica, aunque en algunas personas, se desata con mayor asiduidad.

Estamos hablando de esa emoción frecuente y conocida: ansiedad, posiblemente, la más común en estos tiempos que vivimos y comparable con las reacciones normales del ser humano: alegría, tristeza, furia, entre otras.

Los psicólogos especifican que nada tiene que ver con el estrés mantenido, pues su característica responde a situaciones fortuitas: espera de una noticia importante, temor al desempleo, aproximación de una actividad deseada, etcétera. Podemos concluir que es un estado orgánico de “alerta” ante un suceso o un posible peligro.

Pero no siempre responde a desenlaces negativos. También puede experimentarse por la inminencia de un acontecimiento feliz: el primer día de clases, el día de la boda, el nacimiento de un hijo… Claro está, como siempre se aclara, toda reacción sobredimensionada y persistente, implica un desequilibrio de base.

Según los expertos, es válida la influencia de los genes; rasgos que se transmiten, u otros que se adquieren en el proceso de la niñez a la adultez, modelando personalidades complejas.

Muy conveniente resulta la recomendación médica: empeñarse en rescatar de la dinámica cotidiana horas de merecido espacio personal. Para lograrlo, hay que aprender a vivir entre paréntesis: (no llevar a casa problemas del trabajo), (no hacer suyo dilemas ajenos), (salvaguardar momentos de intimidad). En fin, permitirse una “tregua” para liberar de presiones sus pensamientos y disfrutar de su ambicionada privacidad.

El momento es justo, porque la Organización Mundial de la Salud consideró que existen unos 450 millones de personas que sobrepasan el límite normal de la ansiedad, y se espera que, para el año 2020 - junto a la depresión- sean los signos que marquen la discapacidad humana.

No hay quien pueda dudarlo, cuando una simple mirada a este candente planeta, descubre el batallar por la defensa de la paz, en sus manifestaciones más tangibles: violencia, agresión y… guerras.



Del Autor



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.



Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015