Fidel Castro: Mi ausencia en el C.C (+ Fotos)

2011.04.19 - 07:55:54 / web@radiorebelde.icrt.cu

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Conocía el informe del compañero Raúl al Sexto Congreso del Partido.

Me lo había mostrado varios días antes por su propia iniciativa, como hizo con muchos otros asuntos sin que yo lo solicitara, porque había delegado, como ya expliqué, todos mis cargos en el Partido y el Estado en la Proclama del 31 de julio de 2006.

Hacerlo era un deber que no vacilé un instante en cumplir.

Sabía que mi estado de salud era grave pero estaba tranquilo, la Revolución seguiría adelante; no era su momento más difícil después que la URSS y el Campo Socialista habían desaparecido. Bush estaba en el trono desde el 2001 y tenía designado un gobierno para Cuba pero una vez más, mercenarios y burgueses se quedaron con las maletas y baúles en su dorado exilio.

Los yankis, además de Cuba, tenían ahora otra Revolución en Venezuela. La estrecha cooperación entre ambos países pasará también a la historia de América como ejemplo del enorme potencial revolucionario de los pueblos con un mismo origen y una misma historia.

Entre los muchos puntos abordados en el proyecto de Informe al Sexto Congreso del Partido, uno de los que más me interesó fue el que se relaciona con el poder. Textualmente expresa: “…hemos arribado a la conclusión de que resulta recomendable limitar, a un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años, el desempeño de los cargos políticos y estatales fundamentales. Ello es posible y necesario en las actuales circunstancias, bien distintas a las de las primeras décadas de la Revolución, aún no consolidada y por demás sometida a constantes amenazas y agresiones.”

Me agradó la idea. Era un tema sobre el que yo había meditado mucho. Acostumbrado desde los primeros años de la Revolución a leer todos los días los despachos de las agencias de noticias, conocía el desarrollo de los acontecimientos en nuestro mundo, aciertos y errores de los Partidos y los hombres. Abundan los ejemplos en los últimos 50 años.

No los citaré, para no extenderme ni herir susceptibilidades. Albergo la convicción de que el destino del mundo podía ser en este momento muy distinto sin los errores cometidos por líderes revolucionarios que brillaron por su talento y sus méritos. Tampoco me hago la ilusión de que en el futuro la tarea será más fácil, sino al revés.

Digo simplemente lo que a mi juicio considero un deber elemental de los revolucionarios cubanos. Mientras más pequeño sea un país y más difíciles las circunstancias, más obligado está a evitar errores.

Debo confesar que no me preocupé realmente nunca por el tiempo que estaría ejerciendo el papel de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y Primer Secretario del Partido. Era además, desde que desembarcamos, Comandante en Jefe de la pequeña tropa que tanto creció más tarde. Desde la Sierra Maestra había renunciado a ejercer la presidencia provisional del país después de la victoria que desde temprano avizoré para nuestras fuerzas, bastante modestas todavía en 1957; lo hice porque ya las ambiciones con relación a ese cargo estaban obstruyendo la lucha.

Fui casi obligado a ocupar el cargo de Primer Ministro en los meses iniciales de 1959.

Raúl conocía que yo no aceptaría en la actualidad cargo alguno en el Partido; él había sido siempre quien me calificaba de Primer Secretario y Comandante en Jefe, funciones que como se conoce delegué en la Proclama señalada cuando enfermé gravemente. Nunca intenté ni podía físicamente ejercerlas, aún cuando había recuperado considerablemente la capacidad de analizar y escribir.

Sin embargo, él nunca dejó de transmitirme las ideas que proyectaba.

Surge otro problema: la Comisión Organizadora estaba discutiendo el número total de miembros del Comité Central que debían proponer al Congreso. Con muy buen criterio, ésta apoyaba la idea sostenida por Raúl de que en el seno del Comité Central se incrementara la presencia del sector femenino y el de los descendientes de esclavos procedentes de África. Ambos eran los más pobres y explotados por el capitalismo en nuestro país.

A su vez, había algunos compañeros que, ya por sus años o su salud, no podrían prestar muchos servicios al Partido, pero Raúl pensaba que sería muy duro para ellos excluirlos de la lista de candidatos. No vacilé en sugerirle que no se excluyera a esos compañeros de tal honor, y añadí que lo más importante era que yo no apareciera en esa lista.

Pienso que he recibido demasiados honores. Nunca pensé vivir tantos años; el enemigo hizo todo lo posible por impedirlo, incalculable número de veces intentó eliminarme, y yo muchas veces “colaboré” con ellos.

A tal ritmo avanzó el Congreso que no tuve tiempo de transmitir una palabra sobre el asunto antes de que recibieran las boletas.

Alrededor del mediodía Raúl me envió con su ayudante una boleta, y pude ejercer así mi derecho al voto como delegado al Congreso, honor que los militantes del Partido en Santiago de Cuba me otorgaron sin que yo supiera una palabra. No lo hice mecánicamente. Leí las biografías de los nuevos miembros propuestos. Son personas excelentes, varias de las cuales había conocido en el lanzamiento de un libro sobre nuestra guerra revolucionaria en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, en los contactos con los Comités de Defensa de la Revolución, las reuniones con los científicos, con los intelectuales y en otras actividades. Voté y hasta pedí fotos del momento en que ejercía ese derecho.

Recordé también que me falta bastante todavía de la historia sobre la Batalla de Girón. Trabajo en ella y estoy comprometido a entregarla pronto; tengo en mente además escribir sobre otro importante acontecimiento que vino después.

¡Todo antes de que el mundo se acabe!

¿Qué les parece?

Fidel Castro Ruz
Abril 18 de 2011
4 y 55 p.m.

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate

Fidel vota por el nuevo Comité Central del Partido Foto: Alex Castro/Cubadebate


(Cubadebate)



Artículos relacionados



Envía tu comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.

  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.


   Fidel alejandro Lema Hernandez      Varaderofi1985@yahoo.com      Uk
   05.02.2012 - 5:38 am
Querido y respetado comandante es una gran noticia saber que su salud le permita aun seguir los acontecimientos de la politica cubana no existe una persona con mas sabiduria y experencia que usted para de una forma o otra ponernos en el camino correcti ojala que usted viva aun mucho mas el mundo lo nesecita y aun mas muestro pueblo

   Freddy Castillo Juárez      lic_freddycastillo@hotmail.com      México
   19.04.2011 - 3:08 pm
Admirado Comandante en Jefe, como amigo solidario de la Revolución Cubana y con la verdad en mi corazón le expreso mi reconocimiento porque Usted ha demostrado fehacientemente su trabajo revolucionario a favor de la República de Cuba, Patria del Apóstol José Martí, del cual Usted es su más fiel intérprete; ha luchado y lucha por Cuba y por todos los Pueblos del Mundo porque el ejemplo de su vida tiene el simbolismo de una nueva primavera en la que las esperanzas de justicia y de libertad serán realidades firmes y los anhelos de los más necesitados cristalizarán en la sólida edificación de una Nueva Sociedad, basada en los principios humanistas del Socialismo.

   ana miriam martinez gunilla      anamiriam@micons.cu      cuba
   19.04.2011 - 2:48 pm
Me sentí muy conmovida al conocer de la presencia de nuestro Comandante en Jefe en la clausura del Congreso, todos sabemos que es un hombre excepcional y lo que ha hecho por nuestro país no tiene precedente en la historia, se que los del plenario lloraron, pero yo lloré tambien de tanta emoción, quiero que el sepa que lo quiero mucho y le deseo que viva muchos años más.

   LIEV ALVAREZ MONERO      liev@granma.copextel.com.cu      CUBA
   19.04.2011 - 1:49 pm
nuestro comandante como siempre con su elevada sabiduría. Es inteligente el principio de ceder la direccion a Raul. es novedoso el principio de limitar los mandatos de la dirección politica. Tenemos fe en el mejoramiento de la sociedad cubana. Hay que trabajar duro y lo sabemos. saludos


Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Web premiada con el Premio Internacional OX 2016

Radio Rebelde. Calle 23 # 258 % L y M. Vedado. Plaza de la Revolución. La Habana. Cuba. CP. 10400. Editor Principal: Alejandro Rojas Espinosa. Editoras: Liannis Mateu Francés - Yaicelín Palma Tejas. Fotorreportero: Sergei Montalvo Arostegui. Webmaster: Mabel Peña Soutuyo. Asistente: Adriana Glez Bravo

Director General: Frank Aguiar Ponce. Teléfonos: (53) 7 838-4365 al 68 (Cabina) (53) 7 839-2524 (Relaciones Públicas).
Desarrollado por: Redacción Digital Radio Rebelde
© Copyright Radio Rebelde, 2015