Cuba Vive
Domingo, 22 de Mayo de 2022

¡Qué rico el pescado!

2022-01-19 19:02:08 / web.radiorebelde@icrt.cu / Teresa Valenzuela García


¡Qué rico el pescado!

La frase de que comer pescado favorece el funcionamiento del cerebro se escucha con frecuencia desde la niñez, por lo que sin preguntar mucho al respecto crecemos con esa convicción. Si es así lo confirman los conocedores e investigadores del tema.

Lo ideal es ingerirlo fresco, cocinado con un adobo que entre sus ingredientes incluya limón, ajo y cebolla, entre otros, así como aceite vegetal, por lo que el sabor será muy agradable. Sin embargo, otros opinan que es suficiente si le añadimos solo sal para luego de cocinarlo sentirle un sabor y olor exquisitos que satisfacen al más exigente de los gustos.

La historia de la recolección y el consumo de pescados y mariscos se remonta a la antigüedad, estas prácticas antiguas se originaron por lo menos a principios del Paleolítico hace unos 30 mil años.​ El análisis isotópico de los restos óseos del hombre de Tianyuan (humanos modernos que vivieron hace 40 mil años en el este de Asia) ha permitido demostrar que consumía pescado de agua dulce de forma regular.

Antiguamente el río Nilo proveía una fuente abundante de peces, el pescado fresco y el pescado seco fueron un alimento básico para gran parte de la población.​ Los egipcios tenían instrumentos y métodos específicos de pesca que se ilustran en las escenas funerarias, dibujos y documentos de papiro. Algunas representaciones hacen alusión a la pesca como un pasatiempo.

Una alimentación saludable y equilibrada que brinde beneficios para la salud requiere de gran variedad de alimentos, con abundante fibra y baja ingesta de grasas. Dentro de la selección de alimentos debe encontrarse el pescado, un alimento apto para todas las edades, de fácil digestión.

Gracias a los ácidos grasos omega tres que nuestro organismo es incapaz de producir, este superalimento ayuda a proteger la salud cerebral tanto a la capacidad cognitiva como a la memoria, por lo que se recomienda su consumo periódico, sobre todo, de los pescados azules (sardinas, salmón, atún, trucha).

¡Qué rico el pescado!

Ese alimento tiene un valor nutritivo excelente, proporciona proteínas de gran calidad y una amplia variedad de vitaminas y minerales, como las vitaminas A y D, fósforo, magnesio, selenio, y yodo en el caso del pescado de mar. Sus proteínas -como las de la carne- son de fácil digestión y complementan favorablemente las proteínas cotidianas aportadas por los cereales y las legumbres que se suelen consumir en muchos países en desarrollo.

Los expertos coinciden que, aún en pequeñas cantidades, el pescado mejora considerablemente la calidad de las proteínas que se consumen a diario, al aportar los aminoácidos esenciales que suelen ser pocos en la alimentación predominantemente vegetariana.

Las grasas de algunos pescados proporcionan mejor que ningún otro alimento el tipo de grasa vital para el desarrollo normal del cerebro en los niños por nacer, de lo que se deduce que es especial comerlo en el embarazo. Sin una cantidad adecuada de esos ácidos grasos, no se da un desarrollo normal del cerebro.

Hay evidencias científicas convincentes de los beneficios para la salud derivados del consumo de pescado, y asociadas a la ingesta de ácidos grasos omega-tres de cadena larga.

Muchos estudios científicos revelan que el consumir pescado retrasa el envejecimiento y protege la memoria. El pescado contiene proteínas y lípidos, minerales como: calcio, fósforo, cinc, hierro y cobre.

Podemos distinguir dos tipos de pescado, los magros como la merluza, el bacalao, el rape, el lenguado y la lubina. Y otro ejemplo tipo es el pescado azul, como el atún, salmón, la anchoa, sardina, rico en ácidos grasos omega tres. Sus beneficios son extensos, entre estos favorece el desarrollo de la inteligencia y el ánimo, porque disminuye la depresión, la hiperactividad y la ansiedad.

¡Qué rico el pescado!

Entre las bondades del pescado se comprobó que reduce del riesgo de muerte por enfermedad coronaria, de modo que contribuyen al funcionamiento normal del corazón.

Mejora del desarrollo neurológico en los lactantes y niños pequeños cuando el pescado es consumido por la madre antes y durante el embarazo; el ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye a mantener el funcionamiento del cerebro. El DHA ayuda al mantenimiento de la conservación de la visión.

También las proteínas que contiene apoyan la masa muscular. El calcio favorece la coagulación sanguínea, al metabolismo energético, el crecimiento de los músculos y de la neurotransmisión, al funcionamiento de enzimas digestivas, al proceso de división y diferenciación celular.

Por otra parte, el selenio contribuye a la espermatogénesis normal, al mantenimiento de cabello y uñas en condiciones normales, al funcionamiento normal del sistema inmune, a la función tiroidea normal, y a la protección de las células frente al estrés oxidativo.

También es rico en vitamina B3 que es excelente para la piel y las mucosas y disminuye el cansancio y la fatiga, así como las B6 y B12 que favorecen el metabolismo energético y el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Hoy más que nunca urge la preservación de los mares y océanos que con tanto desinterés nos brindan sus riquezas.

 


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020