Referendo Ley Código de las Familias
Domingo, 25 de Septiembre de 2022

La fórmula perfecta para alejar el estrés

2021-12-18 11:19:01 / web.radiorebelde@icrt.cu / Teresa Valenzuela García


La fórmula perfecta para alejar el estrés

Cuando las personas están en la plenitud de sus vidas son capaces de hacer tantas cosas a la vez que parecen irrealizables; sin embargo, es perfectamente posible ya que tienen juventud y por supuesto mucha energía.

El tiempo transcurre y con este los años, y por supuesto ya no es igual: el cuerpo y la mente sienten la sobrecarga: las 24 horas del día no alcanzan para tantas tareas; cansancio y nerviosismo por abarcarlo todo, sin poder, caracterizan los días.

Los especialistas afirman que el origen del estrés se encuentra en el cerebro, que es el órgano responsable de reconocer y responder de distintas formas a los estresores. Cada vez son más numerosos los estudios que corroboran el papel que desempeña el estrés en el aprendizaje, la memoria y la toma de decisiones.

En el sistema nervioso se muestra el efecto del estrés con la ansiedad, el nerviosismo, depresión, pérdida de sueño y falta de interés en actividades físicas. La memoria y la capacidad de decidir pueden verse afectadas también. En el sistema cardiovascular aumenta la presión sanguínea, frecuencia cardíaca y grasa en la sangre (colesterol y triglicéridos).

Se trata de una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa, para afrontar una situación o varias que se perciben como amenazantes o de demanda incrementada.

El impacto del estrés en la salud puede ser significativo tanto en el aspecto físico como en el emocional. Efectos son, entre otros, resfríos, gripe, virus y otras enfermedades, depresión y ansiedad, fatiga, dolores de cabeza, problemas o ataques cardíacos, Insomnio o sueño interrumpido, Irritabilidad e ira, comer en exceso, problemas de concentración, dolor de estómago, gastroenteritis…

Un estudio de la Universidad de California demostró que un estrés fuerte durante un corto período de tiempo, por ejemplo, la espera previa a la cirugía de un ser querido, es suficiente para destruir varias de las conexiones entre neuronas en zonas específicas del cerebro. Esto es que un estrés agudo puede cambiar la anatomía cerebral en pocas horas.

No obstante, se cuenta con métodos naturales que no tienen que ser medicamentosos para disminuir esa situación. Uno de estos es el relacionado con la meditación: son técnicas que consisten en estar de 10 a 15 minutos respirando a solas con uno mismo, concentrándose en un punto del cuerpo o en el aire (en como entra por la nariz de forma lenta y rítmica), y dejar en la mente solo los pensamientos agradables o que transcurran sin ser obsesivos, ni tener ideas negativas.

Otra cuestión que ayuda a disminuir el estrés es hacer contemplación de la naturaleza: las plantas, los árboles, la puesta del sol, el amanecer, el mar, el campo, o sencillamente de un paisaje cualquiera: puede ser un balcón o un parque.

La fórmula perfecta para alejar el estrés

Contribuye a aliviar las tensiones también ponerse en lugar de los demás, y no creer que su problema es el más grande del mundo, ya que eso lo hace sentirse mal. Hay que mirar que a nuestro alrededor hay otras personas que tienen situaciones más difíciles. A veces uno tiene buena salud, le funcionan las piernas, el cerebro y; sin embargo, no valora esto como es. Mientras que el cuerpo y el cerebro estén intactos se debe de aprovechar este regalo de la vida, y caminar, respirar, meditar y contemplar lo bello que nos rodea, lo cual propiciará que el estrés desaparezca de manera natural. A ello están convocadas todas las personas que lo padecen.

El estrés se puede prevenir de distintas formas, como por ejemplo practicar algún deporte, yoga, caminatas u otros ejercicios de control corporal, fisioterapia, relajación, fitoterapia. La alimentación juega un rol muy importante, ya que los nutrientes que nos dan las frutas y verduras ayudan al control del cuerpo y mente brindando más defensas al organismo.

Cuando se siente estrés, el cuerpo crea una hormona llamada cortisol, que ingresa en el flujo sanguíneo. Por breves períodos puede ayudar a regular muchas de las funciones naturales del cuerpo, incluso el sueño, peso, presión arterial y nivel de azúcar en sangre.

Si se sufre estrés a largo plazo, los niveles de cortisol permanecen elevados. Esto puede generar inflamación y un recuento más bajo de glóbulos blancos, dos problemas que pueden debilitar el sistema inmunológico.

Ante un incidente cotidiano, un disgusto en el trabajo o una discusión con nuestro(a) cónyuge, sentimos que el corazón se nos acelera y late con fuerza inusitada. Experimentamos un calentón en la cara y comenzamos a sudar.

El estrés presenta una serie de manifestaciones no tan fácilmente reconocibles que, no obstante, pueden tener efectos sumamente dañinos. Está relacionado con muchas de las principales causas de muerte tales como cáncer, enfermedades cardiacas, cirrosis del hígado, enfermedades pulmonares, accidentes y suicidio.

Según el Dr. Paul Rosch, presidente del American Institute of Stress, el estrés se ha convertido en un problema de salud; el estrés puede tener como uno de sus efectos una muerte temprana y el envejecimiento prematuro.

Hoy en día y con mayor frecuencia la palabra estrés es utilizada para referirse a una enfermedad que se produce a consecuencia de la sociedad y el estilo de vida que llevamos, en el que presiones cotidianas y diferentes condiciones repercuten de manera negativa sobre la salud.

Alejarse de los problemas y preocupaciones, rodearse de personas agradables que transmitan sosiego y alegría, llevar con calma la vida y el trabajo y las relaciones familiares, componen la fórmula perfecta para alejar el estrés.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020