Cuba Vive
Lunes, 23 de Mayo de 2022

Un mal de siglos

2022-03-17 21:56:15 / web.radiorebelde@icrt.cu / Heydi González Cabrera


Los trastornos del sueño ocupan un sitio relevante en el estudio de la ciencia debido a  las serias implicaciones en la salud y a los índices de accidentalidad. Es tan así, que innumerables publicaciones internacionales sugieren a los médicos interesarse por la calidad del sueño de sus pacientes, teniendo en cuenta que el sonambulismo afecta a gran número de personas.

Los científicos relacionan el mal dormir con la aparición de dolencias, incluso, afirman que puede agravar trastornos como la depresión y aumentar el riesgo de infarto de miocardio. Añaden, que dormir poco desequilibra al sistema inmunitario, por ende, facilita la aparición de diferentes enfermedades, de las que no escapan las cardiovasculares y la diabetes. 

Hace mucho tiempo, que la Ciencia explica cuáles son las consecuencias del sonambulismo, terror nocturno, pesadillas, apnea, narcolepsia, y otras más que impiden la necesaria recuperación del organismo. Entre ellas, las más simples: el bruxismo, que es el rechinar de los dientes mientras se duerme y que llega a ocasionar desgastes de la dentadura.

El terror nocturno y el sonambulismo son alteraciones manifiestas en el primer tercio de la noche. Son realmente pesadillas durante el sueño profundo, denominado REM, y muy  frecuente en los niños.

Otro trastorno poco conocido es el síndrome de las piernas inquietas, SPI, caracterizado por el impulso incontrolable de mover las piernas rítmica o arrítmicamente, acompañado por una sensación dolorosa, que  comienza en las tardes y se agrava en la medida que se acerca la noche.

Apnea del sueño es la brusca interrupción repetitiva de la respiración en pleno estado de sueño, atribuida a alteraciones muy severas. Vinculan esta afección a quienes roncan y a los fumadores habituales. Por su parte, la narcolepsia: crisis paroxística e incontrolable de sueño, aparece incluso manejando un automóvil, con las graves consecuencias que conlleva.

Entre las posibles causas de estos trastornos, está la  alimentación, ya sea por exceso o defecto, puede provocar complicaciones respiratorias como el mencionado  síndrome de apnea obstructiva del sueño, que incide  en las personas obesas.  Esto se debe a que la concentración de grasa en ciertas partes del cuerpo favorece la obstrucción respiratoria, sobre todo, cuando la obesidad mayor se localiza en la faringe y el abdomen.

Los malos hábitos al dormir van deteriorando a las personas. Y esto preocupa, porque cada vez es mayor la tendencia a dormir menos,  lo que puede tener un impacto social importante en cuanto a la conducción de vehículos, en la permanencia laboral  y la vida diaria. 

 Existen tres factores posibles de alterar la rutina cotidiana: enfermedades del sueño propiamente dichas, el "sueño insuficiente" y el trabajo por turnos.

Hablemos de Complicaciones

Esta tendencia caracteriza a las  sociedades industrializadas. De hecho, el desarrollo comporta cambios de vida que impactan sobre el sueño. Ese fue el caso de la luz eléctrica, que llevó a la gente a dormir  dos o tres  horas menos, comparándolo con 100 años atrás. Esto influye en la falta de rendimiento del trabajador y en el incremento  de su poca concentración.

Dormir menos de lo necesario puede desencadenar: hipertensión, depresión o ansiedad, estrés, fatiga diurna, problemas metabólicos de sobrepeso y trastornos gástricos. Además, la posibilidad  de sufrir un accidente de tráfico o laboral.

La privación de sueño es uno de los problemas de salud pública más extendidos, y paradójicamente, de los más desconocidos. Las personas se preocupan por el insomnio, pero la calidad del sueño es mucho más grave. Existen  criterios médicos que conceptúan  los efectos de dormir similares a los del envejecimiento.

El daño ocasionado a quienes trabajan de noche lo determina el «ritmo circadiano». Un reloj natural que regula los ciclos de sueño y vigilia. Preferimos dormir durante las horas nocturnas y mantenernos despiertos en el día. Pero, si ese reloj natural se desincroniza, el organismo comienza a sentir cansancio antes de llegar la noche y luego se despierta de madrugada sin lograr conciliar el sueño.

La única ventaja de los trastornos del sueño radica en que ha logrado atrapar la atención del campo científico, por lo que confiamos en que futuras terapéuticas encuentren solución a ese mal de siglos.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020