Cuba vs Bloqueo 2021
  • Domingo, 13 de Junio de 2021
  • Abdala, segunda dosis

    2021-06-08 10:15:16 / web.radiorebelde@icrt.cu / Roberto Mesa Matos


    Silvia Pacheco y la enfermera YeniselFotos del autor

    Manzanillo.- La segunda dosis del candidato vacunal cubano Abdala contra la Covid-19 reservó al periodista la posibilidad de acercarse a las historias de cinco manzanilleras que están muy vinculadas a ese proceso, perfecta muestra de que las mujeres son protagonistas primeras de cada una de las tareas que por el bien del pueblo siempre se promueven en Cuba.    

    Satisfacción y orgullo fueron sentimientos que experimentó el reportero porque la jornada correspondiente a aquel acto en el que confluyó con varias trabajadoras del sector educacional, entre ellas Silvia Pacheco Pérez y Nilvia Lotti Leyva, educadora y directora del círculo infantil Amiguitos de Camilo, respectivamente; la estadística Claribel Hidalgo Pavón; la doctora Martha Díaz Motas y la licenciada en enfermería Yenisel Jiménez Lara.

    ORGULLO Y ALEGRÍA

    Comenta que extraña mucho a los niños, pero que ahora todos deben cuidarse, aunque en las visitas a los hogares orientan a los padres las medidas que deben adoptar para proteger la salud de los infantes y sobre las teleclases.

    Silvia Pacheco Pérez también participa en el estudio de intervención con el candidato vacunal Abdala que se lleva adelante en el hospital Celia Sánchez Manduley en grupos de riesgo.

    “Es una luz que ilumina el camino, completamente, para todo el pueblo. Yo me siento muy orgullosa de ser cubana y estoy alegre por lo que están haciendo nuestros científicos, el gasto enorme que hace el país para cuidar de sus hijos, cinco candidatos vacunales, se dice fácil, pero no lo es.

    “Somos ejemplo de dignidad. Una nación bloqueada, del tercer mundo que hace historia por la salud y la vida no solo de su pueblo, sino de todos aquellos que la necesiten.”

    COINCIDENCIA

    Soy amigo de uno de sus hermanos, de los sobrinos (hijo de aquel) gente especial y apasionados del béisbol y el softbol, vecinos del barrio.

    Una sobrina fue mi compañera de estudios en secundaria básica. Ella experimenta igual sentimiento por lo más entrañable que puede tener una mujer: la familia, pero los sentimientos adquieren dimensión superior y suprema cuando de niños se trata.

    Nilvia Lotti Leyva, directora del Círculo Infantil Amiguitos de Camilo

    Sí, porque esta manzanillera ha “moldeado” habilidades y saberes de números y letras con la paciencia tierna y sensible de las progenitoras: es educadora de la primera infancia de notable prestigio entre sus colegas de esta costera localidad de la oriental provincia cubana de Granma.

    Elegancia y belleza van de la mano y mezclan una dedicación, responsabilidad, disciplina y consagración que juntas le valen el respeto de quienes comparten junto a ella la misión de conducir a los “locos bajitos” por los procesos iniciales de la docencia y la educación.

    Durante la segunda dosis del candidato vacunal Abdala en el vacunatorio del “Celia Sánchez” las descubrí alegres, cariñosas y orgullosas de participar en este decisivo momento por la salud de todos.

    “Es que estaba coordinando la asistencia de todas las educadoras. Qué bueno que estás aquí para que me hagas las fotos, este es un momento único por la gran carga emotiva que tiene. ¡Oye, Cuba con cinco candidatos vacunales!

    "Solo en la Revolución de Fidel y Raúl. Es digno que nuestro país se convierta en el primero de América Latina en contar con un inmunógeno contra la Covid-19.

    “Sí, como no, extrañamos muchísimo a nuestros niños y niñas, pero este es el momento de estar en casa, de cuidarnos todos para retornar felices, podernos abrazar y sonreír cuando ya esto sea historia.”

    “Educar es ante todo una obra de infinito amor” aseveró el Héroe Nacional cubano José Martí.  Antes que el sol asome, Nilvia Lotti Leyva, directora del Círculo Infantil “Amiguitos de Camilo” anda repartiendo ternura y sonrisas para todos los pequeños; cosechando el cariño de los que saben querer y el abrazo y los afectos de los padres.

    NÚMEROS, ESTADÍSTICAS

    Claribel Hidalgo Pavón

    Las heroínas manzanilleras en el enfrentamiento a al nuevo coronavirus también están detrás de las computadoras; allí donde dejan la huella de los números y las letras en base de datos que son esperanza y la vida.

    Claribel Hidalgo Pavón, es la estadística del vacunatorio del principal hospital manzanillero: “Aquí recogemos los nombres y apellidos de los sujetos; sexo, edad, carné de identidad, signos vitales, la frecuencia cardíaca, tensión arterial, la temperatura corporal y la frecuencia respiratoria.

    “Hay que ser muy responsables y rigurosos en cada uno de los números porque estas estadísticas trascienden hasta el país. Estoy muy orgullosa de que me hayan seleccionado para la tarea. Normalmente trabajo en el registro central del hospital.

    “Tengo una niña pequeña y la familia me ayuda en su cuidado porque esta labor demanda de mucha concentración, esfuerzo y además casi todos los días se extiende a más de ocho horas.”

    SEDA

    Yenisel Jiménez Lara

    Entrar a un sitio donde “reinan” el olor a alcohol y las jeringuillas inspira respeto e impresiona.

    Pero si en los vacunatorios te reciben con una sonrisa desde la mirada unas profesionales que son estrellas de un desempeño admirable, entonces durante los minutos siguientes la confianza y la tranquilidad le ganan a la preocupación.

    Así me sucedió con la licenciada Yenisel Jiménez Lara, del servicio de angiología.

    “Desde el primer momento me incorporé a esta tarea porque me seleccionaron. Es algo maravilloso porque hacemos historia al ser un inmunógeno nuevo por lo que tuvimos que prepararnos en prácticas clínicas, procederes y organización sanitaria.

    “Todas somos consagradas a esta tarea y disponemos del apoyo de la familia porque llegamos al centro todos los días a las siete de la mañana pero no sabemos la hora en la que regresamos al hogar. Por día atendemos a casi 200 sujetos de grupos de riesgos de diferentes organismos del territorio.

    Esta joven es dueña de un expediente con 16 años de experiencia en una de las profesiones más nobles del mundo. Hoy la enaltece desde el vacunatorio del hospital Celia Sánchez Manduley. Yenisel tiene manos de seda.

    LUZ

    Era su día de descanso y pudo dedicarlo a compartir en familia, sonreír y adelantar los quehaceres domésticos, pero una llamada cambió los planes: demandaron su presencia y desempeño profesional en el vacunatorio del hospital clínico, quirúrgico y docente, Celia Sánchez Manduley. 

    En un primer momento no deseaba conversar porque “estoy muy agotada. Ha sido una jornada de trabajo intenso. Y para bien.”

    Mira que decirle al periodista que no. “¡Te atreves tú! Pongo mi teléfono y la grabadora aquí y usted no se da ni por enterada que la entrevisto, porque vamos a conversar”, le dije y continué: - ¿Sabe tuve un colega en la radio que lleva su segundo apellido? – “Sí, es primo mío” y sonrío.  Ahí mismo el reportero ganó. Vía libre a la entrevista.

    Doctora Martha Díaz Motas

    Es especialista en oftalmología y se “siente en casa porque el vacunatorio radica en el área de consultas del centro oftalmológico, del hospital. Me he sentido muy cómoda porque todos somos colegas.

    “Cuando a cualquier profesional de la salud pública de Cuba lo convocan para esta tarea tan sublime y especial no puedes decir que no porque es un compromiso, deber y responsabilidad muy grande, no solo para nosotros los médicos y enfermeras, sino para todos trabajadores del sistema sanitario.

    “Tiene un solo nombre: humanidad, amor a la profesión. Además cuando uno se gradúa asume un deber ante la sociedad y con nosotros mismos ante la vida, por la vida y todo lo hacemos por amor.”

    Par de minutos y comprendí que esta mujer tiene tanta luz y bondad en su alma, como inmensa son las cualidades que la enaltecen como integrante del maravilloso ejército de las batas blancas, los heraldos de la salud, los valerosos defensores de la sonrisa y la esperanza en las personas.

    Ella es la más fiel de muestra de sensibilidad, humanismo y ética de los profesionales de las Ciencias Médicas de la Isla. Me inclino ante usted: doctora Martha Díaz Motas.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020