Cuba Vive
Viernes, 26 de Noviembre de 2021

Coser, cantar y cuidarse (+Audio)

2021-11-24 11:11:44 / web.radiorebelde@icrt.cu / Roberto Mesa Matos


Colectivo del taller 101 de Manzanillo
Fotos del autor

Manzanillo, Granma.- El periodista le solicita calificar el último año y medio de labor y Raquel Leyva Rosales, costurera A de la línea de prototipos, lo valora de riguroso multiplicado por dos al continuar laborando y redoblar la protección en medio de una pandemia como la Covid-19.  

Destreza y perfección definen el andar de Raquel por más de 30 años entre las máquinas de coser del Taller 101 Camilo Cienfuegos, de Confecciones Antares, perteneciente a la firma Boga, de la ciudad de Manzanillo, en la provincia de Granma.

Raquel Leyva Rosales, costurera A

“Es complejo porque de aquí todas las piezas tienen que salir perfecto, con una sucesión de operaciones que no se pueden violar, midiendo por aquí y por allá. Después que mejoró el “panorama” yo empecé a trabajar, otras no lo hicieron porque viven más cerca. Trabajamos sin salir a ningún lugar, antes de llegar nos lavamos las manos y usamos el paso podálico, no nos quitamos el nasobuco.” 

Hoy cuando el nuevo coronavirus ofrece un respiro y la disminución de casos positivos consolida la nueva normalidad epidemiológica, entre las casi doscientas costureras del 101, de Manzanillo es evidente el júbilo en la mirada por el reencuentro productivo. 

Lourdes Rivera García, de la línea de prototipos

“Somos una gran familia, la dirección de la entidad está al tanto del más mínimo detalle”, dice Lourdes Rivera García, de la línea de prototipos y afirma que “nos ayudamos, nos apoyamos y nos exigimos una a las otras las medidas que debemos asumir, sin fallas de ningún tipo para que todo salga bien.”  

Cuando en Granma se escriba la historia de enfrentamiento a la COVID-19, este grupo de costureras tendrá también puntadas de protagonismo, porque ellas contribuyeron con el desempeño de los especialistas de la salud pública. 

Valentina Martí González, diseñadora de confecciones textiles

Valentina Martí González, diseñadora de confecciones textiles, comenta que elaboraron nasobucos, batas para cirujanos, y otras piezas para las zonas rojas de los hospitales y los centros de aislamiento epidemiológico. “Lo hicimos con mucha responsabilidad y disciplina porque era nuestro aporte a ese combate por la vida. Si la materia prima está la labor es a todo “tren”, enfrascadas en la tarea porque son normas a cumplir y tareas que hay que desarrollar lo más rápido y eficaz posible”, dice esta mujer, con más de tres décadas de experiencia en esos menesteres.   

Popularmente conocido como uno de los talleres de Confecciones Antares, en la ciudad del Golfo, allí elaboran hoy más de diez mil overoles para la empresa Cuba Petróleo (Cupet) y completan un segundo encargo de cinco mil camisas para los alumnos de las escuelas primarias de Cuba. 

Pablo Núñez Causa, el administrador del taller

Pablo Núñez Causa, el administrador del taller, valora que desde marzo del año anterior al presente las costureras sacaron a relucir la estirpe de cubanas porque no detuvieron las máquinas, a pesar de los inconvenientes del trayecto productivo. 

Hoy son muy rigurosos con las medidas sanitarias orientadas en el contexto de la nueva normalidad epidemiológica. “Persuadimos a los trabajadores de la necesidad de cumplir cada orientación epidemiológica y todos comprendieron las medidas que se sostienen como mantener a la entrada de la fábrica la solución desinfectante de las manos. Ellos siempre traen también de sus hogares. 

Dentro de los salones hay que usar el nasobuco y sostener el distanciamiento físico entre las costureras

“Dentro de los salones hay que usar el nasobuco y sostener el distanciamiento físico entre las costureras; la higiene y los pasos podálicos. La enfermera de la institución contribuye mucho en todo “tomándole” la temperatura a los trabajadores, chequeando que ninguno presente síntomas respiratorios, y si así fuera orientarle visitar el médico, y no reincorporarse hasta no estar recuperado. 

- Son personas valientes también… 

“Claro que sí, valientes y muy decididas a cumplir cada propósito en medio de un período de muchas complejidades, pero realmente hoy nos sentimos más fuerte porque la mayoría de los trabajadores ya está inmunizado con la vacuna Abdala y esto significa mucha tranquilidad. Nosotros hacemos recorridos en distintos horarios del día para comprobar el cumplimiento de lo estipulado.” 

El Taller 101 Camilo Cienfuegos, de la unidad empresarial de base Confecciones textiles Antares, perteneciente a la firma Boga, posee una de las nóminas más numerosas, de sus similares en la provincia de Granma.                 

En los amplios salones, confirman que la eficiencia para ellos es cuestión de coser y cantar, ahora con el “doble pespunte” del cuidado para que la Covid-19 no tenga espacio de “colarse” entre las costureras.

Escuche y descargue a través de nuestro Canal Teveo la versión radial de este reporte.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020