4 de Abril. Aniversarios de la OPJM y la UJC
  • Miércoles, 14 de Abril de 2021
  • Deporte, en el alma; activismo, en el corazón

    2021-02-25 09:07:15 / web@radiorebelde.icrt.cu / Roberto Mesa Matos


    Ana Irma Pompa Vázquez

    Manzanillo.- Cuando siendo muy joven encaminó sus pasos al trabajo de impulsar el movimiento atlético en esta costera ciudad de la oriental provincia cubana de Granma, Ana Irma Pompa Vázquez lo hizo con la firme convicción de trascender, no ella, sino la obra que cimentó desde la disciplina, la rectitud y el dinamismo cotidiano a cada tarea.

    “Sucede como con la radio: al incorporarme aquí fue como el “bichito” que te recorre el cuerpo y ya no puedes separarte de la labor que elegiste para tus días.

    “El Instituto de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) y su dirección municipal en Manzanillo es eso: lo que amas, lo que desarrollas desde tu puesto de trabajo siempre sale bien con seriedad y pasión, sabiendo que tienes en tus manos a los futuros campeones.

    “Agradezco a todas las personas que estuvieron muy ligadas a mi desempeño, no exento de obstáculo, pero que supimos vencer con la unidad que distingue a los especialistas del sector en este municipio.”

    Vital y elegante casi en la séptima década de su existencia, Ana Irma es graduada de Cultura Física, atleta del “Cuba B” de tiro con arco, y además fue fundadora del INDER y de los movimientos de Peñas Deportivas y de corresponsales voluntarios deportivos.

    Ana Irma Pompa Vázquez

    “Resultó complejo echar a andar este último programa porque encontramos muchas trabas en el camino, pero nos impusimos demostrando calidad, tanto es así que ambos proyectos resultaron por años Vanguardias Nacionales, entre sus similares del país.

    “Este es el “frente” más noble con el que cuenta el INDER  porque son hombres y mujeres, que sin ser profesionales de la palabra, se empeñan por llevar a todos, mediante cualquier medio, las hazañas que acontecen en el sistema deportivo local, despertar el ánimo de los talentos, darle voz en la radio, la televisión o el periódico es emocionante. El deporte lo llevo en el alma; activismo voluntario, del lado izquierdo del pecho, en el corazón. Los “peñistas” en cualquier fábrica, escuela, comunidad o barrio estrechamos relaciones y fortalecemos la obra.”

    Ana Irma, como todos la conocen, comenzó su andar en la dirección municipal de deportes en Manzanillo “siendo una niña y “eché” mi vida aquí por amor, luego de terminar mi período como atleta.

    “Los sacrificios siempre valen la pena y la medalla de oro es el cariño de los que fueron mis colegas: sostener un desempeño admirable en la provincia de Granma y un poco más allá, no dejar caer el ímpetu y la pasión por lo que se hace.

    ¿Qué criterio tiene del actual desempeño de los directivos y trabajadores del sistema deportivo de Manzanillo?

    Ana Irma Pompa Vázquez

    “Estoy muy orgullosa de la labor que desarrollan en cada escenario, donde demuestran que para lograr algún resultado, sí, son necesarios los recursos, pero lo más trascendente es la voluntad, las ideas y la unidad para lograrlo: es tanta la entrega que profesores, técnicos y especialistas se han convertido en constructores de las propias instalaciones.

    “Las muestras evidentes están en el Palacio de las Artes Marciales, la cancha para la práctica del voleibol de playa y el primer círculo infantil para los niños de las trabajadoras del movimiento atlético y ¡no se cansan!.

    “El INDER dispone aquí de una fortaleza increíble: la preparación científica y técnica de los recursos humanos, eso hoy es un “banquete” que hay que saber aprovechar para fortalecer los principales objetivos de trabajo en cada lugar con énfasis en la práctica de deporte para todos, la labor con los talentos y el rescate de áreas.”

    La entrega de mí entrevistada al quehacer tuvo un estímulo especial en 2004: resultó una de las especialistas cubanas seleccionadas para trabajar por dos años en la República Bolivariana de Venezuela.

    “El grupo lo integramos 20 especialistas en cultura física, al mando de Benito Caballero. Era un destacamento especial solicitado a la Isla por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías: expertos con más de 50 años de edad y más de dos décadas de experiencia en el trabajo comunitario para laborar en el Estado Yaracuy; estuve en el municipio de Cocorote.

    ¿Cómo recuerda ese período?

    “Una maravillosa oportunidad de ofrecer experiencia y sabiduría en la tierra del Libertador Simón Bolívar. En aquel momento, Yaracuy era uno de los estados de mayor oposición a la Revolución Bolivariana y de ahí el llamado del mejor amigo de Cuba para llegarnos hasta allí. Inauguramos la labor de la misión deportiva cubana en ese lugar.

    “Con el transcurso del tiempo hice muy buenos amigos: trabajé en una escuela primaria en la enseñanza del ajedrez, con círculos de abuelos y tres grupos de bailoteria. Estaba en una zona rodeada de montañas y ríos; el carácter de las personas se me asemejaba al afecto de los manzanilleros. Me decían que en las manos, en el saludo transmitía el cariño.

    “Un instante de particular emoción resultó un domingo en el que conocí a Chávez: participábamos como invitados en su programa “Aló, Presidente” y al concluir me vio con el “momo” a rayas y me preguntó si era doctora, le dije: “No, Comandante, soy profesora de deportes.

    “¿Dé dónde eres? – De la provincia Granma, y ahí se emocionó: “¡Como el nombre del Yate con el que desembarcó Fidel en Las Coloradas!” Esos minutos fueron inolvidables.”

    Ana Irma Pompa Vázquez

    Dueña de un carisma excepcional, a esta mujer le resulta difícil estar quieta en casa, pero sabe que debe hacerlo ahora para cuidarse de la Covid-19 “y además proteger a Fidela, mi madre de 90 años; a mis nietos Alain y Alden; mi hijo Maikel y mi nuera Yanet. Orestes, mi otro vástago, su esposa Leyda y las pequeñas Karen y Karina nos visitan solo lo necesario.

    “Esta pandemia cambió nuestros días, pero como ha dicho nuestro presidente Díaz-Canel “viviremos y venceremos”. Ya habrá tiempo para regresar a los ejercicios con el círculo de abuelos. Ahora hay que cuidarse”, dice y observa en la sala de su hogar el diploma que refrenda el Premio “Por la obra de la Vida”, conferido en 2016.

    El INDER y usted…

    “La pasión suprema, los mejores años de mi vida se los entregué a ese organismo y no me arrepiento de nada, ni siquiera el descuidar, muchas veces, las atenciones a la familia, a los hijos. Hoy estoy jubilada, pero que no te quepa la menor duda que regresaría para compartir lo que aprendí en casi 40 años de trabajo.”


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020