Cuba Vive
Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

El “marcapasos” de Kenia

2021-02-11 06:29:53 / web.radiorebelde@icrt.cu / Roberto Mesa Matos


Kenia Rodríguez Blanco

Manzanillo.- “Quiere estudiar medicina” resultó la afirmación que antes de partir 23 octubre del 2019 hacia la actual misión en Mozambique, estremeció de emociones a la doctora manzanillera Kenia Rodríguez Blanco.

“Rebuscando en unos archivos viejos encontré mi expediente de escolar y cuando abrí, esa oración encabezaba la evaluación pedagógica del cuarto grado. Fue conmovedor porque hoy puedo decir que cumplí mi sueño de infancia: estudiar esta hermosa carrera para sanar a las personas.”

Mi entrevistada es graduada de Medicina por la Facultad de Ciencias Médicas Celia Sánchez Manduley, de esta costera urbe de la oriental provincia de Granma, desde 1999; cuatro años después concluyó la especialidad de Medicina General Integral y en 2015, Cardiología.

“Me encanta todo en medicina pero la cardiología no era lo que quería inicialmente. Viví muy feliz mi carrera, la disfrute al punto de hacer guardias voluntarias desde el primer año al lado del profesor, doctor Álvaro Álvarez, excelente cirujano, de quien aprendí no solo de cirugía, también de radiología, investigación y educación. Hoy lo considero un padre. 

“Amaba la cirugía: entraba al salón a cualquier hora, hacia mis guardias y cuando empecé en el área clínica hacia dos y tres asistencias a la semana. Estaba en todo tipo de cirugía de urgencia: general, de urología, angiología, oftalmología y ortopedia. Lo mío era el bisturí.

“No fue hasta que presencié una intervención de tórax, durante una urgencia consecuencia de una herida causada por un arma blanca y observé el corazón latiendo. Consideré en ese instante que mi vida como médico tenía que dedicarla a ese órgano.”

“La cardiología para nada es fácil: requiere mucha disciplina, dedicación y amor a lo que haces para lograr graduarte de especialista. Cuando comencé a estudiarla en Santiago de Cuba me percaté que eran solo dos especialistas en el hospital Saturnino Lora, igual cantidad en el “Cardiocentro” y una en el municipio de Contramaestre.

“Mayoría hombres, entregados maravillosamente a su trabajo. La Ciudad Heroica trascendió de una manera especial en mi vida: el periodo en el que aprendí de valiosos profesores que contribuyeron a la formación de la profesional que soy hoy. 

“Nada tenía que ver con el sexo, pero sí, las mujeres de cierta forma confronta más problemas sobre todo relacionados con la maternidad. Además las urgencias de cardiología son el pan de cada día en los servicios de urgencia y la primera causa de muerte en Cuba por lo que las guardia y el trabajo es bastante, dinámico, agotador, instantes de mucha tensión al evaluar, generalmente, pacientes muy graves, donde el accionar define en parte la vida del paciente.

¿Cómo transcurren sus horas dentro de un salón quirúrgico?

Kenia Rodríguez Blanco

“Cuando estoy en el salón para poner un marcapasos primero revisó que todo el equipamiento y los recursos necesarios estén disponibles y listos para ejecutar el proceder. Siempre hablo con el paciente, si la condición mental lo permite y le hago ver qué quiero hacerlo bien y que se sienta bien.

“Siempre pido a Dios que salga como debe ser. Los aspectos en medicina dependen del paciente y su cooperación, pero también llevan una gran dosis nuestra como profesionales preparados, capaces y diestros en el manejo de cada circunstancia, para llevar a feliz término lo que ya está escrito en el libro de la vida de cada persona.”

“Es estresante trabajar con un órgano en movimiento, y además el motor del cuerpo. Cualquier imprecisión le cuesta la vida al paciente y uno se derrumba.

“Cuando todo sale bien trasciende como el “marcapasos” de mi felicidad suprema, todos los especialistas nos abrazamos porque para eso nos formamos: para devolverle la salud, la vida a quienes precisen de nuestros servicios.”

¿Qué cualidades enaltecen a un buen experto en Cardiología?

“Muy diestro en escuchar, rápido y preciso en el actuar (muchas veces decisiones que se asumen en apenas segundos). Para ser un buen médico hay que nacer, no solo en cardiología, sino en el sentido amplio de la medicina.

“Hay pacientes que de verlos ya sabes lo que tienen y desafortunadamente conoces también cuándo van a morir por la gravedad de la patología que padece. Ser buen o mal médico depende de la visión con la que naces y asumes esa profesión.”

¿Cuáles son las patologías más frecuentes en el ámbito del “corazón manzanillero”?

“La cardiopatía isquémica y la reumática crónica, además la miocardiopatía dilatada por diferentes causas. En Manzanillo enferman por igual hombres y mujeres, la diferencia radica en que ellos por lo general acuden cuando realmente ya no aguantan más.

“La mayoría hace rechazo a las limitaciones que generan las enfermedades cardiovasculares. Las mujeres se cuidan más para estar bien y atender la familia; seguir siendo útil, aún con poca salud.

“Lo más importante en los pacientes con enfermedades cardiovasculares es modificar el estilo de vida, todo lo que atente contra el agravamiento de la enfermedad. Requerimos de su disciplina en todo sentido: la alimentación, la administración de los fármacos y adecuados hábitos higiénico – sanitarios. Influye también la evolución de la enfermedad.”

Mozambique, el crecimiento profesional, el Covid-19…

Kenia Rodríguez Blanco

“El trabajo en este país me confirma cada día el inmenso sistema de salud pública que tenemos en Cuba y la fortaleza que significa disponer de especialistas altamente calificados, reconocidos en cualquier lugar del mundo.

“Es conmovedor el mensaje de agradecimiento cuando salvamos una vida, o sencillamente mejoramos la calidad de vida de un paciente. Las palabras se nos entrecortan y el pecho se estremece cuando el paciente es un infante. No existe descripción para tanta satisfacción. Conforta.

“Maravillosa resultó la oportunidad de intercambiar con el doctor Pedro Brugada, eminente arritmólogo de prestigio mundial en esa materia. Vino a prestar servicio de Ablación de vías accesorias y Flutter auricular. Trajo el equipamiento, su enfermera y la organizadora.

“Imagina, una cardióloga cubana entre un grande de esa especialidad, pero a la vez tan sencillo y afable.  “Entré” con él a los procederes y no me fui hasta que no concluyó. ¡Qué feliz me sentí! Trascendió como un momento de inestimable crecimiento profesional, de experiencia y consagración.

“El sistema de salud mozambiqueño nada tiene que ver con el nuestro, que es de muy fácil control. Aquí las enfermedades transmisibles son la primera causa de muerte: el VIH, la tuberculosis y la malaria están a la orden del día. Tener esas enfermedades es algo completamente normal. Existen programas, pero sin éxito ninguno.

“El Coronavirus, en mi modesta opinión, formará parte de las enfermedades transmisibles que se han hecho endémicas en este país. Sobrevivirán aquellos que por selección natural sean más resistentes. No veo otro camino.

“Es muy complejo porque la mayoría de los pacientes que atiendo son “mixtos” es decir de cardiología y neumología, y las condiciones para atenderlo no son con toda la protección que se precisa. El reto está en no enfermarse uno para continuar ofreciendo salud y vida con tus conocimientos.”

Anécdotas...

“Muchas y muy variadas, pero la que más “marcó” mi corazón aconteció hace unos años, mientras prestaba servicios en la República Bolivariana de Venezuela.

Durante mi primera guardia en el Centro de Diagnóstico Integral Ernesto Che Guevara estado Falcón, llegó un hombre a la una de la madrugada, frenó su carro bruscamente en el parqueo de la instalación: venía con un edema agudo del pulmón.

“Salió de la gravedad y un día estoy de terreno y me dice una colega: “doctora le dejaron unas rosas.” Eran unas rosas bellas, casi negras y un sobre pequeño.

“Cuando lo abrí, había una tarjeta musical con una dedicatoria de agradecimiento de aquel paciente, que yo había salvado de las garras de la muerte.  

¿Es una profesional realizada?, ¿cómo sueña el reencuentro con la familia?

Familia de Kenia Rodríguez Blanco

“Me gustaría seguir preparándome para cambiar la categoría docente (actualmente es profesora asistente y máster en medios diagnósticos). Estudié la carrera de mis anhelos, me apasionan la vitalidad del corazón y la sonrisa de mis pacientes. Sí, soy una mujer, una profesional realizada.

“La familia es lo más grande que tengo, el aliento, el impulso de las metas. Será hermoso retornar a su seno, estoy lista para el proceso de aislamiento sanitario y después poder abrazarlos y besarlos (a mis hijos Katherine y Samuel David; mi madre Estela, que tanto esfuerzo hace), quisiera poder verlos a todos juntos, compartir aunque sea un almuerzo y brindar porque tenemos salud.” (Fotos: Cortesía de la entrevistada)


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

   Ovidio      Uruguay

07.05.2021 - 12:50 am

Eres una maravillosa profesional, con cualidades humanas dignas de admirar, orgullo manzanillo, éxitos bien merecidos.


   María del Carmen RodrígueLópez      Cuba

13.02.2021 - 1:52 pm

Interesante historia,que desde que se comienza a leer nos atrapa, porque encierra un lindo amor por la profesión y por la vida.Gracias, doctora,por sus lindas palabras,escritas con el corazón.


   Caridad Molina Rondón      cuba.

13.02.2021 - 7:18 am

Exelente profesional que por amor a su profesión todos los días se dedica a superarse para poder brindar mayor calidad de vida a cada persona que va su encuentro por lo amable y dedicada que es para los pacientes.Es una guerrera de estos tiempo.


   Marta Blanco Ribera      Cuba

11.02.2021 - 2:33 pm

Eres esa persona que merece los méritos más grandes de la medicina,por tu valor, conocimientos , entrega y sobre todo por tú modestia y humanismo para salvar vidas imponiendo los oi ntereses colectivos por encimas de los personales:Dios te acompañe siempre


   Nuria Ricardo      Angola

11.02.2021 - 11:26 am

Bella combinación de inteligencia y bondad en esta maravillosa Doctora. Agradezco infinitamente a ella su esmerada atención a mi hijo en el Cardiocentro de Santiago de Cuba. Qué tus pasos sigan marcados de éxitos, felicidad y bendiciones miles mi querida amiga


   Diame      Mozambique

11.02.2021 - 9:04 am

Soy cubana y conocí a la Dra. Kenia en tierra mozambicana. Agradezco a ella por su esmerada atención conmigo y el resto de mis colegas cubanos y mozambicanos, a ella como toda cardiologista le entregamos el ❤, gracias una vez más por su profesionalidad y alto valor humano.


   Mariela Hechavartia      Chile

11.02.2021 - 8:24 am

Eres una gran hermosa mujer , hija excelente , madre abnegada , buena hermana y amiga así como esposa , la vida te dio muchos golpes pero dios te dio fuerzas para seguir adelante y te devolvió lo que algún día alguien osó quitarte , eres un ser humano excepcional y una maravillosa profesional , te deseo muchos más éxitos en tu carrera y tu vida A ti y a toda la familia , mereces disfrutar mucho a su lado , Eres guerrera mi niña , te quiero Dios te Bendiga y te ilumine ..


ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020