Aniversario 63 de Radio Rebelde
  • Jueves, 25 de Febrero de 2021
  • Taboada, al pie del PCR

    2021-02-19 09:32:26 / web@radiorebelde.icrt.cu / Roberto Mesa Matos


    Eduardo Aguilar Taboada

    Quizá las raíces de Media Luna, la tierra natal de Celia Sánchez Manduley, cimentaron en el joven Eduardo Aguilar Taboada, de 39 años de edad, la idéntica fertilidad de nobleza, amor y sensibilidad hacia las personas, como lo hacía la Heroína de la Sierra y el Llano.

    “Siempre he estado vinculado a la labor con las personas: conocer sus interioridades, problemas y tratar de buscarles solución juntos, ayudarlas. Integré  el hermoso proyecto ideado por nuestro indiscutible líder Fidel Castro, que fueron los trabajadores sociales, programa al que dediqué varios años y creo que eso me hizo elevar la sensibilidad humana, acercarme más a las personas, que de una manera u otra tenían la necesidad de nuestra ayuda y colaboración.

    “Ahí comprendí, verdaderamente, el valor que tiene el mejoramiento humano porque las personas en una sociedad como la nuestra, son el centro de desarrollo y orgullo. Practicaba a diario esa prédica martiana: por la utilidad de la virtud, y aun me acompaña porque estos son tiempos virtuosos y hay que fundirse en él.”

    Pasaron los años, y el amor flechó a Taboada, como muchos le llaman, y dejó atrás el barrio de la infancia y el parque con la imagen de Celia para andar otros derroteros en La Habana.

    “Una vez en la capital se me da la oportunidad de estudiar Bioanálisis Clínico. No sabía nada de aquello, pero sí le veía un vínculo con los seres humanos, sus dolencias, las enfermedades y supe que me gustaría mucho esa especialidad.”

    No le faltó razón a este muchacho amante de los deportes, muy conversador y carismático, porque hoy pone los conocimientos y sabiduría al servicio de la salud pública desde el Laboratorio de Biología Molecular, del municipio de Mariel.

    Laboratorio de Biología Molecular

    “Desde Marzo del 2020, comienzo a trabajar en centros de aislamientos en la provincia de Artemisa y gracias a ese vínculo y mi buen desempeño, me escogen, junto a un grupo de 15 laboratoristas, para un curso en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) en la esfera de Biología Molecular.

    “Es así como tengo la dicha de ser entrenado por profesoras de una altísima calidad profesional, con un nivel de conocimiento, ética y preparación muy elevado. De ellos se aprende mucho: la maestría y la destreza con que comparten teórica y prácticamente gran parte del conocimiento que poseen, las experiencias. Es imposible no aprender con esas maravillosas personas.” 

    ¿Es fácil el trabajo en el laboratorio?

    “Primero te digo que es un honor y un orgullo para cualquier joven cumplir esta misión por la salud y la vida de los cubanos; el miedo no va con nosotros y por eso nos consagramos para que todo salga bien.

    “Después que dominas las técnicas, el trabajo se te facilita, pero no deja de ser muy fuerte y complicado. Exige muchos conocimientos técnicos, demanda protocolos de estricto cumplimiento para tomar las muestras a un paciente, y que el resultado se conozca en el tiempo requerido y con total veracidad.

    Eduardo Aguilar Taboada

    “Para mí son 24 horas de mucha tensión, el riesgo que se corre desde que entras al laboratorio hasta que sales al otro día es muy alto. Por eso la precisión y el cuidado sin factores fundamentales. La vista y sobre todo una buena y larga concentración, ocupan un lugar cimero en todo este proceso; la puesta en marcha de los equipos, mantener el orden, la limpieza, un correcto pipeteo de las muestras (utilizar las pipetas de Pasteur para echar una proporción de muestras o reactivos en un lugar determinado) tiene que funcionar con exactitud.

    “Los turnos de trabajo en el laboratorio son de 24 horas, en cuatro grupos de guardia de seis personas cada uno. Se distribuyen de la siguiente manera: dos en recepción de muestras, que alistan para enviarlas al departamento de extracción.

    “En este labora otro par de expertos que se encargan de preparar los bloques de extracción con una serie de soluciones buffer, lisantes, reactivos, entre otros, para que luego el extractor (el nuestro es un chino) se encargue de hacer su trabajo: extraer el ARN de las muestras procesadas.

    Laboratorio de Biología Molecular

    “Este tipo de virus tiene un ácido nucleico, en este caso ARN, posee una pentosa y un grupo fosfato, pero necesita de una célula específica para poder vivir, invadirla, dominarla, hacerla suyo y luego replicarla. Esta célula diana está en nuestro sistema respiratorio, entonces el virus busca una puerta de entrada, boca, nariz o mucosas y penetra, invade la célula y comienza a incubar.

    “Luego de extraído el ARN se pasan para el departamento de PCR, al mismo tiempo que se prepara la mezcla, las cuales, entre otras cosas, servirán para crearles una serie de condiciones y propiedades a la polimerasa. Aquí se desempeña una persona, que por lo general es el mismo operador que realiza los PCR, porque tiene que preparar una vez en el día y procesar 500 muestras.

    “Los pasos consisten, a grandes rasgos, en convertir ese ARN en una copia de ADN, ¿por qué?  Porque el ARN tiene una sola cadena o hélice y el ADN tiene dos y del par una queda rezagada al momento de la replicación y se adhieren a  los dimeros de la polimerasa en los iniciadores y la van ayudar a salir, pero justo en este momento y en una fase que se llama fluorescencia se va a detectar, el Gen E, que está ahí y nos da un valor de CT menor de 40 y en la pantalla del equipo se detecta la curva de positividad, y entonces estaremos en presencia de una o varias muestras positivas.

    “Culmina cuando todos estos resultados son enviados al primer departamento y se incluyen en la base de datos al paciente correspondiente.

    “Este sitio posee características muy diferentes al resto de los departamentos, aquí el riesgo biológico es mucho más bajo, y a diferencia de los anteriores en los que debes de cuidarte de la muestra, aquí el que labora tiene que cuidar a la mezcla que está preparando: evitar contaminaciones, si sales no debes de entrar de nuevo, si lo haces debes de cambiar trajes,  guantes, botas, nasobucos, todo; de hecho nos decían nuestras profesoras del IPK que lo que sale de mezcla, a mezcla no entra.

    “Con eso tienes una idea de los niveles de bioseguridad y las normas que hay que cumplir al pie del PCR.”

    ¿No descansan?

    “Apenas pensamos en eso porque el equipo está consciente de la necesidad de agilizar con eficiencia los exámenes. El sexto trabajador, de gran importancia, es el jefe de grupo.

    “Este se encarga de supervisar las labores y garantiza que todos los procesos salgan con la calidad y la veracidad requerida. Generalmente es una persona con más experiencia y conocimientos. En mi grupo esta función corre a cargo de la Doctora en Ciencias Alienis Izquierdo; el resto del grupo lo integramos: Yusnavys Díaz, Malvis Aguilar, Edisley Peña, Kahily y yo; todos jóvenes.”

    ¿No ha experimentado miedo?

    “El temor siempre está presente, sabes que tienes delante de ti un agente patógeno que está esperando la más mínima oportunidad para atacarte y tú no le puedes dar cabida, no puedes ser parte de la propagación, sino de la eliminación.

    “Temes por ti, por tus familiares en casa y por todas las muestras a las que vas a procesar, sí porque desgraciadamente siempre tienes resultados positivos y detrás de esa muestra lo que hay es un paciente, que puede ser un niño, un ancianito, un familiar, amigo...el recelo siempre está, por desgracia, presente.

    “Hoy, el país ha creado un número de laboratorios de este tipo, que casi ha permitido a cada territorio cuente con uno y se construyen otros, lo que permitirá que las muestras lleguen en el menor tiempo posible al lugar donde serán procesadas, así habrá más rapidez en los resultados; además la gran mayoría de estos centros, cuentan con un número elevado de personal joven, pero con una alta preparación y principalmente, un alto nivel de responsabilidad.

    En el combate contra la Covid-19 en Cuba, los jóvenes han tenido un papel protagónico y en los laboratorios de biología molecular no han sido excepción…

    Laboratorio de Biología Molecular

    “La juventud cubana está dando muestras de que sí se puede contar con ella, de que somos cubanos agradecidos, identificados con nuestro tiempo y que no defraudaremos jamás ni al pueblo, ni a nuestro gobierno y mucho menos al legado histórico de nuestro máximo líder y guía, el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

    “Valoro de muy positiva y efectiva la inyección de sangre joven en los laboratorios, que ameritan además de preparación, tiempo y dedicación. A esa juventud impetuosa y a todo nuestro pueblo en sentido general, le pido que se cuiden, que cumplan con las medidas higiénicas – sanitarias establecidas, que no dejen de usar el nasobuco, evitar las aglomeraciones y mantener la distancia física.

    “Salir de casa tiene que estar sujeto a un objetivo bien imprescindible, que todo lo que hagamos sea en aras de evitar el contagio. El personal de salud, el gobierno y todo el que de una manera u otra hoy está en primera línea enfrentando esta pandemia necesita el apoyo de toda la población, de la familia cubana con la seguridad de que haciendo lo correcto cuidarás tu vida y la de los demás, esta es tu oportunidad de convertirte también en un héroe.” (Fotos: Cortesía del entrevistado)


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020