Cuba Vive
Sábado, 28 de Mayo de 2022

Una fuente, un niño, una ciudad

2010.05.12 - 11:15:01 / web.radiorebelde@icrt.cu / Minoska Cadalso Navarro


Fuente del Niño de la Bota en el Parque Vidal de Santa ClaraSanta Clara, Cuba.- Allí, parado justo en medio de su fuente, en el céntrico Parque Vidal de Santa Clara, permanece inmutable ante el tiempo, inmutable al olvido, indiferente a la soledad el  niño de la bota.

Abandonado a su suerte en Nochebuena, considerado solamente si alguien desea fotografiarse frente a su talante de hombrecito a medio hacer, constituye el retrato de un ser desvalido. Sin embargo, en tantísimas ocasiones ha resultado testigo silencioso, pero siempre atento, de los primeros acordes de la guitarra de un trovador, o del robo de un beso nervioso, o de la caricia oculta de ancianitos que se preocupan por el "qué dirán". Goza cada día las pequeñas delicias de la vida, ésas que nos hacen seres humanos.

El misterio envuelve la historia de esta personita que se ha negado a crecer. Su existencia se entreteje alrededor de un estanque casi nunca lleno, y no por ello menos especial. La sonrisa de los labios menudos y apretados, hace que olvidemos la broncínea constitución del chicuelo que se yergue sosteniendo, como trofeo, una deslucida bota. ¿De qué serviría que nos explicasen la corriente artística a la que pertenece la escultura? El creador sólo moldeó la efigie. La vida, esa condición maravillosa, la cobra cada día, cuando el caminante que transita el Parque Vidal se detiene un instante para observar al pequeñín, mezcla de juglar encantado por las noches del teatro, amigo del alegre borrachín que sin otra compañía lo hace partícipe de sus juergas, imagen de cuentapropistas que se apoderaron de su diseño, símbolo de una ciudad.

Comenzamos a vivir un nuevo año, y el niño de la bota luce su habitual aspecto candoroso, libre, inmortal. ¿Acaso el tiempo no planea cobrarle su temida cuota, como al resto de los mortales? Parece que ha firmado, como el poeta, un tratado de coexistencia pacífica con los años: ni el tiempo lo persigue, ni nuestro chiquillo huye de él, algún día se encontrarán. Mientras tanto aún crezco, extasiada, ante el milagro de su eterna juventud.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020