Cuba vs Bloqueo 2021
  • Tuesday, 18 de May de 2021
  •  10:57:00  
  • El Che un enlace en la vida de Marina, en la memoria entre Cuba y Argentina

    2016-01-21 15:50:22 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirian García de la Torre


    El Che un enlace en la vida de Marina, en la memoria entre Cuba y Argentina.

    María Mastroberti
    , es de las argentinas que se llaman, de los tiempos del Che, de esos que tuvieron una solidez con Cuba para permitirles construir una historia que igual los uniría en la llamada generación comunista de aquellos tiempos, hoy de los más fieles compañeros en el mundo o en la acción como Movimientos de Solidaridad con Cuba.

    Igual hija y nieta se quedaron con ese amor a Cuba y el deseo de seguir compartiendo con este país la vida, la creatividad, el quehacer cotidiano o el aprendizaje de las múltiples herramientas que le integrarían programas de desarrollo y evolución profesional de ellas mismas o de quienes le rodearan.

    Así terminó Marina Ferdman encontrándose con Psicoballet y Anahi su hija, en un curso de danza, de los numerosísimos cursos de la Escuela Cubana de Ballet, incluso de los cursos rápidos en cualquiera de sus modalidades, que le permitan aprehender todo lo posible mientras están de paseo y trabajo en el país.

    Cámara en mano María recorre la casa de África, en La Habana Vieja, y los ensayos de Psicoballet contando sobre aquellos primeros pasos. Cuando las luchas en Argentina de su mamá o la historia del Caso Bravo; en que Ernesto Mario Bravo, en su Argentina preso, torturado, a quien conocemos más debido al matrimonio con la estudiante norteamericana con quien haría toda la historia que se conoce bien desde Cuba, con Estela.

    Marina recuerda la Estela Bravo y cuando su abuela mencionaba a Dorticós (Osvaldo Dorticós Torrado), Almeida (Juan Almeida Bosque), Fidel (Fidel Castro Ruz), Raúl (Raúl Castro Ruz), o al Servicio de Inteligencia Cubano, quienes estuvieron en los momentos más difíciles, pero igual sirvió a su madre y a muchos, esa unidad, ese compañerismo, esa virtud de recrear lo que sería una vida digamos argentina - cubana y grupos de personas que se hermanaban para siempre en el camino, cuesta de la vida, en la lucha revolucionaria o del devenir histórico tanto en uno como en varios países, por los pobres, los humildes, las personas más necesitadas.

    Siempre en una cultura de paz, Cuba ha tenido amigos que van y vienen, que colaboran, que mantienen su amor, solidez y palabra como para llegar al regreso de Los Cinco (René, Fernando, Gerardo, Antonio y Ramón) o el nacimiento de Gema. Es una fuerza que enriquece el día a día de la revolución cubana.

    Marina Ferdman, argentina; cámara en mano, de los cerros argentinos o de su propio libro de vida, desde su interior; ahora mira otras realidades, otras vidas, otros padeceres, otras creatividades; igual, mejor o peor que las vividas dirigiendo Zonas de Emergencia en Argentina; y las recrea en mi mente o en la suya menciona las Fabelas brasileñas o lo que llama mejor versión salvando distancias los Llega y pon cubanos; aunque entre las múltiples diferencias en otras realidades; abunda la pobreza, el desempleo, la violencia, la drogadicción como en cualquier parque o plaza de Buenos Aires; siglo XX, tras uno u otro gobierno.

    Ella trabaja para sí en una etapa de la vida, para recomponer su yo malherido de experiencias únicas, trastocado en una realidad que su propia historia familiar o su elección para ayudar a otros revuelve, confunde, malogra; pero ya está de nuevo en la lucha personal y en el otro.

    Marina recuerda, mientras va mirando la memoria con la vista en otro lugar quizás interno, que su mamá estuvo en Cuba en 1962 invitada por Fidel Castro; y ahora, justo en el 2015 ella la trajo para que viera esa Cuba que también le recuerda a sus entrañables amigos Estela y Ernesto Bravo.

    Le hace volver al encuentro gracias a Víctor Pino Tabío, Comandante de la aviación cubana; y los recuerdos se le mezclan y a la vez la hacen sonreír mientras lucha con las cámaras que ha comprado justo antes de venir esta vez, porque quiere llevárselo todo, más allá de sus pupilas y rememorar con las fotos y video todas sus vivencias - son muchas dice – a veces olvidadas al final del día y que poco a poco va dejando en su diario de vida en Cuba para que luego le permita hacer un blog o publicarlo en papel.

    Da igual, pues ya la función la cumple poco a poco con el ir bordando de letras lo diario, aunque el tiempo de vivir no le dé mucho al de escribir, aunque no siempre las fotos salgan, aunque la batería no rinda como quisiera, para reforzar la cámara con tan fuerte recargo para la memoria.

    Ya Estela Bravo, en la Primera Convención de Radio y Televisión había contado a Radio Rebelde sobre los días de sufrimiento y vida de Ernesto en Argentina, las vicisitudes y la firmeza, la entrega a una causa por la que nada, ni nadie le hizo cejar, y un dejo de la sencilla modestia que la caracteriza, en esa dulzura inquieta autora de esa documentalistica fulminante, silenciadora de grandes mentiras y conciliadora de esa historia entre Cuba y Estados Unidos, entre personas aquí y allá; había dicho, Ernesto tiene una historia impresionante, busquen; lo que ha sufrido; él no quiere contar, pero sería bueno hablar un poco más de él.

    Entre el cariño de esa entrega de pareja y profesional que tanto agradece al mundo; perfilaba la maravillosa fidelidad a sus causas y a su pareja de miradas para historiar temas filosos con una visión artística, profunda y dolorosa capaz de hacer reflexionar a muchos; aunque sus líneas de lucha no fueran las mismas o de hacer que otros tantos norteamericanos, cineastas o documentalistas miraran a Cuba; como ahora Marina desde su cámara pretende guardárselo toda en la memoria, letra, fotos y videos aficionados llenos de la belleza del hacer cotidiano sencillo y glorioso de la creatividad en medio del dolor o las necesidades especiales.

     


       María Amelia López Izquierdo      Cuba

    23.03.2016 - 12:39 pm

    Linda historia y muy conmovedora, Cuba y argentina simpre han sido amigos, pues nos une un hijo de esa linda nación Ernesto Che Guevara con nuestra historia.


       pablo      Argentina

    21.03.2016 - 10:56 pm

    Me emociona leer esta nota, donde la periodista nombra a mi madre: Maria Mastroberti, dirigente en los comienzos de la Revolucion Cubana, del movimiento de Solidaridad con Cuba en Argentina, pagando con carcel su compromiso y militancia. Tanto ella como mi padre nos inculcaron a mi y a mi hermana Marina, el amor por Cuba, su historia, su heroismo y su sacrificio. Una Cuba a la cual por fin conocere el proximo abril de 2016, cuando lleve nuevamente a mi madre, a recorrer nuevamente uno de sus principales amores: la isla de Fidel, el Che y tambien de muchos argentinos que dieron su vida por sus ideales.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020