26 de Julio. Mi Moncada
  • Sunday, 01 de August de 2021
  •  07:18:19  
  • La Historia de siempre

    2018-04-19 06:18:53 / web.radiorebelde@icrt.cu / Víctor Pérez Galdós


    La Historia de siempre

    19 de abril de 1952
    .- En unión de su amigo Alberto Granado, Ernesto Guevara sale en un camión en dirección a Ayacucho, ciudad fundada como San Juan de la Frontera de Huamanga que se encuentra situada en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes a una altitud de 2 ,746 metros sobre el nivel del mar.

    19 de abril de 1965
    .- El Che, en compañía de dos combatientes internacionalistas cubanos, llega en forma clandestina a Dar es Salaam, capital de Tanzania, con el objetivo de trasladarse hacia el Congo (Leopoldville). Está transformado desde el punto de visita físico para evitar ser reconocido.

    Sobre su llegada a Tanzania en lo que después sería recogido en el libro Pasajes de la Guerra Revolucionaria: Congo, editado en 1999, el Che expresa:

    “Un buen día aparecí en Dar es Salaam. Nadie me conoció; ni el mismo embajador, viejo compañero de lucha, invasor con nosotros y capitán del Ejército Rebelde, pudo identificarme a mi llegada.

    “Nos instalamos en una pequeña finca, alquilada para el propósito de albergarnos mientras esperábamos el grupo de 30 hombres que me acompañaría. Hasta ese momento éramos tres: Moja, comandante, negro, oficialmente jefe de la tropa; Mbili, compañero blanco de gran experiencia en estas lides; Tatu, yo, que fungía como médico, explicando mi color por el hecho de hablar francés y tener experiencia guerrillera. Nuestros nombres significaban uno, dos y tres, en ese orden; para ahorrarnos dolores de cabeza, decidimos numerarnos por orden de llegada y usar como nombre el número swahili que nos tocara”.


    También en esta fecha en carta dirigida a su padre el Che expresa:

    “Viejo: Desde el sol del Sahara a tus neblinas, Ernesto se renueva y va por la tercera. Un abrazo de tu hijo”.

    19 de abril de 1967.- El Che comenta en su diario en Bolivia lo acaecido en esta fecha. Detalla:

    “Permanecimos todo el día en el lugar, deteniendo a los campesinos que venían en ambas direcciones del cruce con lo que logramos un amplio surtido de prisioneros”.


    Especifica que a las 13.00 la posta les trajo un presente griego: un periodista inglés de apellido Roth que venía guiado por unos niños de Lagunilla, tras nuestras huellas. Señala:

    “Los documentos estaban en regla pero había cosas sospechosas: el pasaporte estaba tachado en la profesión de estudiante y cambiado por la de periodista (en realidad dice ser fotógrafo); tiene visa de Puerto Rico y luego confesó haber sido profesor de español para los alumnos de ese cuerpo; ante las preguntas sobre una tarjeta del organizador en Bs. As. Contó que había estado en el campamento y le habían mostrado un diario de Braulio donde contaba sus experiencias y viajes”.


    El Che califica que es la misma historia de siempre, la indisciplina y la irresponsabilidad dirigiendo todo y añade:

    “Por informes de los muchachos que guiaban al periodista, se supo que la misma noche de nuestra llegada allí se conoció en Lagunillas gracias a un informe traído por alguien. Presionaron al hijo de Rodas y éste confeso que su hermano y un peón de Vides que habían ido para ganarse la recompensa que oscila entre $ 500 y 1,000”.


    Agrega:

    “Le confiscamos el caballo como represalia y lo hicimos saber a los campesinos detenidos”.

    Después comenta sobre lo tratado con el periodista inglés y detalla más adelante:

    “El inglés aceptó las condiciones que Inti le puso, incluido un pequeño relato que yo redacté y a las 23.45, previo apretón de manos a los salientes, se inició la marcha para la toma del pueblo quedándome yo con Pombo, Tuma y Urbano”.


    Añade:

    “El frío era muy intenso e hicimos una pequeña fogata. A las 1 llegó el Ñato a informar que el pueblo estaba en estado de alerta con tropas del Ejército acantonadas en número de 20 patrullas de autodefensa; una de éstas con dos M-3 y 2 revólveres sorprendido a nuestras avanzadas pero se entregaron sin combatir. Me pidieron instrucciones y les dije que se retiraran dado lo avanzado de la hora dejando al periodista inglés y que el francés y Carlos tomaran la decisión que consideraran más conveniente. A las 4 iniciamos el regreso, sin haber logrado nuestro objetivo, pero Carlos decidió quedarse y el francés lo siguió, esta vez él de mala gana”.


    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020