Aniversario 63 de Radio Rebelde
  • Lunes, 01 de Marzo de 2021
  • A Cuba, ni un turista norteamericano

    2018-10-25 19:10:54 / web@radiorebelde.icrt.cu / José Miguel Solís Díaz


    A Cuba, ni un turista norteamericano

    Varadero, Cuba
    .- Luego de la inversión de decenas de millones de dólares, el principal polo de sol y playa en la nación, exhibe dos marinas modernas y confortables, con capacidad para más de mil 500 atraques y, sin embargo, hoy permanecen prácticamente inactivas, ante la llamativa ausencia de personas que amantes de la navegación, residen a escasas 90 millas náuticas del famoso balneario.

    El contrasentido despierta la polémica entre turistas extranjeros, sobre todo entre conocedores que desde hace más de un año se mantiene la propuesta del Estado cubano de ofrecer a residentes en los Estados Unidos y de otras naciones, las modernas instalaciones donde se garantiza, con independencia de la seguridad muy propia de Cuba, un alto estándar de comodidades y servicios.

    A Cuba, ni un turista norteamericano

    A Cuba, ni un turista norteamericano

    Lo cierto es que por concepto de arrendamiento y servicio en las solitarias marinas matanceras, el daño económico sobrepasa la decena de millón de dólares según calculan funcionarios del sector.

    Desde que Donald Trump denostó la Casa Blanca y aprobó el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de EE.UU hacia Cuba, los efectos del bloqueo se recrudecen como nunca y a suerte de silenciosa arma de exterminio masivo, sus ejecutores merecían ser juzgados a tenor de la letra de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, rubricada en 1948 y de la cual las Naciones Unidas hacen mutis.

    A suerte de boomerang, porque todo tiene acción y reacción, la hostil política daña también a ciudadanos norteños y fija como único punto de acceso a la isla la vía aérea, mas solo por contadas razones, entre las que, naturalmente, no figura el turismo. Sin embargo, recientemente algunas compañías norteamericanas de Cruceros parecen haber ganado algunas regalías para recalar en puertos cubanos, algo que estaría por analizar en materia de prohibiciones y exigencias.

    A Cuba, ni un turista norteamericano

    Un estudio, por cierto conservador, de la delegación del Ministerio del ramo en esta provincia de Matanzas, fijaba en fecha tan lejana como el año 2010 en más de 34 millones de dólares las pérdidas originadas por tan irracional política hacia la Isla, aunque ya desde hacía tres años, el balneario recibía más de un millón de turistas.

    El análisis en cuestión se sustenta fundamentalmente en la posibilidad de atención en esta provincia de Matanzas a medio millón de veraneantes norteamericanos; calculado a partir del estimado de millón y medio que podría viajar a la Mayor de las Antillas, de no existir la antediluviana prohibición.

    En materia económica y de insumos, la política imperial impide que la industria sin chimeneas aquí, importe bienes de uso y consumo, amparadas en las recientes regulaciones y disposiciones emitidas en noviembre de 2017 por los Departamentos de Tesoro, Estado y Comercio de los Estados Unidos, instituciones que hurgan en los bolsillos de los contribuyentes, amenazan bancos extranjeros y desatan una cruzada financiera contra activos de la isla.

    A Cuba, ni un turista norteamericano

    Funcionarios del sector aquí narran con lujo de detalles cómo no pocas mercaderías han de ser adquiridas desde terceros y cuartos países, a riesgo de amenazas, multas y el natural encarecimiento del flete, de tal forma que la Mayor de las Antillas se inscribe entre las naciones que más caro pagan por importaciones.

    Con más de 21 mil 600 habitaciones en el balneario de Varadero, el turismo en Matanzas también sufre formas mucho más solapadas, al ser vetadas la promoción en internet de instalaciones y servicios en los tres mayores buscadores y sitios de reserva hotelera del mundo, por el simple hecho de ser propiedad de empresas norteamericanas.

    Así las cosas, y en vísperas del período de alza del turismo en Cuba, en el que Canadá se mantiene como principal mercado emisor, seguido de Reino Unido, España, Alemania y Francia; la nación que más promociona, tergiversa y manipula los derechos humanos, lo confirma nuevamente: a Cuba ni un turista norteamericano, algo que pone en duda el cuestionado concepto de democracia made in USA.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

       Gilberto Medina      Usa

    27.10.2018 - 8:15 am

    Pienso que el esperado permiso de que los cubanos pudiéramos viajar en embarcaciones privadas a las marinas en cuba no se incrementan más es por las regulaciones de la aduana ya que no permite que ningún tripulantes de esos yates puedan llevarles ningún presente a sus familiares cosa difisil de entender cuando sabemos el costo de ir en un yate asta cuba deberian de dar más flexibilidad a las personas que tenemos la intención de hacer este tipo de viaje turistico y darle mejor promocion a estas marinas


       José Miguel Solís      Cuba

    27.10.2018 - 6:48 am

    El diseño de las marinas en Varadero estuvo, por tratarse de inversiones millonarias, sustentadas en estudios y proyecciones no solo de mercado; sino también de naciones como se informó el 17 de diciembre. Hasta ahí todo marchaba hacia la flexibilización porque no es igual viajar a Cuba con la inversión de casi 400 dólares en un pasaje aéreo que marítimo. Recordar el anuncio del estado cubano de permitir a las marinas Hemingway y de Varadero estas operaciones... Luego con la escalada de Trump se adiciona este boicot y el recrudecimiento del bloqueo. Las intenciones las puede suponer usted. Pero no es menos cierto que el turismo es un sector que también puede apostar por el encuentro entre la emigración y su familia


       Melvis Sarduy Castellanos      Cuba

    26.10.2018 - 9:49 am

    ¿Donde están los las personas responsables que invirtieron decenas de millones de dólares en dos marinas modernas y confortables, con capacidad para más de mil 500 atraques? eso es lo que debe averiguar y analizar el periodista José Miguel Solís Díaz, porque antes de hacer una inversión hay que hacer un estudio de mercado ¿o no? Por ahí es donde comienzan las malas decisiones, a la hora de invertir el dinero ajeno. En Cuba se pierden toneladas de mango y de otras muchísimas frutas por falta de industria procesadora, mientras se dan el lujo de malgastar el dinero del pueblo sin tener garantías de cómo se recuperarán ese negocio, incluso aumentarlo. No podemos seguir echándole la culpa a los vecinos de las cosas mal hechas que hacemos nosotros. Leí esta información porque por el Titulo No se entiende que quiere decir específicamente?.


    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020