4 de Abril. Aniversarios de la OPJM y la UJC
  • Sábado, 10 de Abril de 2021
  • De cuando El Diablo… ofició el sepelio de una adolescencia

    2018-01-21 14:51:06 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yorgenis Duanis Pombert


    De cuando El Diablo… ofició el sepelio de una adolescencia

    Entonces tenía el Apóstol 15 años; pero bastó su ingenio literario para hacer de El Diablo Cojuelo una obra de trascendencia inestimable.

    Cuentan los biógrafos que Martí y su amigo y condiscípulo Fermín Valdés Domínguez lo publicaron el 19 de enero de 1869, y que solo vio la luz el primer número, impreso en forma de volante en el establecimiento El Iris, en La Habana.

    Su título fue tomado de la novela homónima del escritor español, Luis Vélez de Guevara; presuntamente por ser, según el prefacio de la edición publicada en la Colección Universal, en 1919, "una visión rápida de la vida y sociedad de aquellos tiempos..."

    Pero, acercarse al Diablo… y a Martí a través de él, implica penetrar los anales de la historia… sumergirse en la fluctuante anatomía de la Cuba colonial de 1869.

    Para algunos la génesis de la publicación fue otra, pero no pocos historiadores coinciden que todo comenzó con el nombramiento del español Domingo Dulce Garay como Capitán General de la Isla; un liberal antiesclavista quien al decretar una fugaz libertad de imprenta, indujo el nacimiento Del Diablo Cojuelo y de otros tantos periódicos de entonces. Sobre la coyuntura, refiere Martí con una nota de humor en el propio folleto:

    "Esta dichosa libertad de imprenta, que por lo esperada y negada y ahora concedida, llueve sobre mojado, permite que hable usted por los codos de cuanto se le antoje, menos de lo que pica; pero también permite que vaya usted al Juzgado o a la Fiscalía, y de la Fiscalía o el Juzgado lo zambullan a usted en el Morro, por lo que dijo o quiso decir".

    La publicación dio a conocer José Martí como periodista. Fue la punta del iceberg… quizás la primera huella pública de su madurez política.

    Del Diablo… podemos destacar su valor patriótico, literario y periodístico. Constituye las primeras declaraciones martianas en prosa contra el régimen colonial y a favor de la independencia de la Isla.

    En el impreso aparecían también escenas mínimas, no carentes de agudo humor y un marcado trasfondo crítico, reflejo del acontecer sociopolítico de aquellos tiempos:

    ― “¿Señor Castañón?

    ― ¿Qué hay?

    ― Aquí lo busca a usted la señorita Cuba, que viene a reclamar su voz, que según dice, ha tomado usted sin su licencia.

    ― ¡Ay, cierra, cierra, amigo! Di que me he ido al infierno, que...que qué sé yo...en fin...mira...como te atosigue mucho, le dices de mi parte, que pienso mudar de voz, ¿eh? Pero pronto, ¡pronto!

    “No sabemos a estas horas si la señorita Cuba entró o no entró. A tiempo avisaremos este fausto acontecimiento”.

    La vocación patriótica y humanística de José Martí está inscrita en las páginas Del Diablo Cojuelo.

    A él deben volver la mirada las nuevas generaciones para beber de esa fuente inagotable de sentimientos patrióticos, asumir su ideal independentista, admirar los valores artísticos, literarios y lingüísticos de su creación… y por qué no, saber de cuando el Diablo ofició el sepelio de su adolescencia.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020