Cuba Vive
Martes, 25 de Enero de 2022

El anhelo de construir máquinas inteligentes

2021-11-26 15:02:46 / web.radiorebelde@icrt.cu / Teresa Valenzuela García


El anhelo de construir máquinas inteligentes

Fotos: Tomadas de Internet

No existe una definición aceptada por los expertos de lo que significa la inteligencia artificial, porque se trata de una ciencia nueva, cambiante y experimental.

En su forma más sencilla la Inteligencia artificial es el intento de imitar la inteligencia humana usando un robot, o un software. “Inteligencia Artificial: Un Enfoque Moderno” es un libro de texto universitario, escrito por Stuart J. Russell y Peter Norvig. Se publicó por primera vez en 1995 y la tercera edición del libro salió el 11 de diciembre de 2009.

Se trata de sistemas que piensan como humanos, como por ejemplo las redes neuronales artificiales. Sistemas que usan la lógica racional y que actúan lógicamente como los agentes inteligentes, para resolver determinados problemas.

Muchos se asombrarían al conocer que la inteligencia artificial se puso de moda hace dos mil trescientos años, Aristóteles ya intentaba convertir en reglas la mecánica del pensamiento humano, y desde los tiempos de Leonardo Da Vinci los sabios intentaron construir máquinas que se comportaran como humanos. 

En 1769 un autómata llamado El Turco, construido por el ingeniero austríaco Wolfgang von Kempelen, visitó todas las cortes europeas retando al ajedrez a todo el que se atrevía a jugar contra él. Jugó contra Napoleón, Benjamin Franklin, así como, con maestros del ajedrez, y los venció.

Años más tarde se descubrió que El Turco estaba manejado por un humano que se escondía en el interior de la mesa de juego. Unos espejos situados en los ojos del autómata le permitían ver el tablero, y gracias a unos ingeniosos mecanismos de relojería podía controlar la mano del autómata para mover las piezas por el tablero.

Hasta 15 maestros de ajedrez manejaron a El Turco, siendo el más famoso un enano llamado Tibor Scardanelli, que cabía sin problemas en el interior de la mesa y además era un extraordinario jugador de ajedrez.

El anhelo de construir máquinas inteligentes

El Turco no era inteligencia artificial, pero da una idea de cómo el anhelo de construir máquinas inteligentes no es un concepto de nuestro tiempo.

Fue en 1936 que se inició el proceso de la inteligencia artificial moderna. Básicamente la inventó Alan Turing, el experto matemático que descifró los códigos secretos nazis de la mítica máquina Enigma. Adelantó dos años el fin de la Segunda Guerra Mundial, ya que los aliados pudieron leer los mensajes encriptados de los alemanes.

Ese año Alan Turing publicó su concepto de máquina universal, que básicamente describía lo que era un algoritmo informático y el ordenador. En 1950 formalizó el inicio de la Inteligencia Artificial con su Test de Turing, una prueba que define si una máquina es o no inteligente.

“Si un humano y una Inteligencia artificial se enfrentan a las preguntas de un interrogador y ese interrogador no puede distinguir si las respuestas provienen del humano o de la inteligencia artificial, entonces esta última es inteligente”, apunta un sitio web consultado.

Científicos coinciden  que “es la revolución más importante de la tecnología desde que se inventó la informática. La inteligencia artificial va a cambiarlo todo (ya lo está haciendo), aunque no tenemos claro cuándo, ni como... ni por qué. Es la gran paradoja. Todo el mundo habla de ella, pero pocos saben cómo funciona, o lo que realmente hace”.

Isaac Asimov, escritor prolífico (más de quinientos títulos publicados) y gran divulgador, su obra futurista goza de gran popularidad por el sabio equilibro que consigue entre el estilo, la imaginación literaria y el mundo tecnológico y científico. Continuador en una línea actualizada y acaso más rigurosa de los clásicos del género (Julio Verne, H. G. Wells) y orientado en ocasiones hacia la visiones distópicas más características del siglo XX (Aldous Huxley, George Orwell, Ray Bradbury), en 1939 empezó a publicar cuentos de ciencia ficción en las revistas especializadas, imponiéndose en pocos años como el principal representante de la rama "tecnológica" de este género, con una visión futurista de nuevas formas de organización social, basadas siempre en premisas de carácter científico y los avances tecnológicos correspondientes.

El cine no escapa a la fascinación de llevar a la pantalla el atrayente tema. La película Yo, Robot se basó en la obra de Asimov. En sus relatos de robots, recogidos en Yo, Robot (1950) y El segundo libro sobre el tema (1964), Asimov fijó las tres leyes de la robótica, que ponen al robot al servicio total del hombre y aunque algunas veces parecen violarlas, se acaba descubriendo que esto sucede en aras de un interés superior de la Humanidad.

Otras películas que utilizan la inteligencia artificial en sus argumentos son: Una odisea del espacio (1968), Star Wars (1977), Terminator (1984), Matrix (1999), Inteligencia Artificial (2001), o Her (2013).

La capacidad de que las máquinas piensen y razonen por su cuenta puede ser el avance más importante de la tecnología en los últimos siglos, pero también representa un peligro real para la Humanidad porque los ordenadores hoy en día controlan las centrales nucleares, el suministro de luz, los misiles armados.

¿Y si un día una inteligencia artificial decide que los humanos no somos necesarios? Parece una mala película de ciencia ficción, pero es un temor que comparten algunas de las mentes más brillantes de nuestro tiempo, desde Bill Gates, Elon Musk o Stephen Hawking.

Uno de los padres de la inteligencia artificial, Marvin Lee Minsky, estaba convencido de que esta salvaría a la Humanidad. Pero también profetizó en 1970: "Cuando los ordenadores tomen el control, quizá ya no lo podamos volver a recuperar. Sobreviviremos mientras ellos nos toleren. Si tenemos suerte, quizá decidan tenernos como sus mascotas".

Eso lo dijo antes de que existiera la informática doméstica e Internet ¿qué tiene que todo el mundo asegura que es el mayor avance de nuestro tiempo, pero al mismo tiempo la mayor amenaza?

Una vez que conocemos los conceptos básicos de la Inteligencia Artificial, es fácil entender por qué supone una revolución ya que no solo simula e imita el comportamiento humano, sino que sus posibilidades son infinitas.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020