Cuba Vive
Sábado, 28 de Mayo de 2022

La campaña de alfabetización y la obra educacional cubana

2015-12-19 11:11:41 / web.radiorebelde@icrt.cu / Teresa Valenzuela García


La campaña de alfabetización y la obra educacional cubana

El doctor en Ciencias Pedagógicas Rolando Forneiro Rodríguez tenía 11 años de edad y cursaba el sexto grado en 1961 cuando partió a alfabetizar. No son suficientes las más de cinco décadas transcurridas para olvidar un tiempo que a él y al resto de los participantes marcaron para toda la vida.

Ubicado como brigadista Conrado Benítez en la localidad de Viñales, Pinar del Río, al hablar sobre lo que representó para él ir a alfabetizar, el viceministro de Educación indicó que fue una etapa de maduración acelerada desde el punto de vista de la personalidad y las convicciones.

“A lo anterior contribuyó convivir con una familia campesina y participar en alguna medida en las actividades que se realizaban, debo decir que me protegían de las labores fuertes, aunque ayudaba en algo; era una zona donde también había lucha contra bandidos y los jóvenes de la casa estaban incorporados a las milicias. No pocas veces participé con ellos en guardias y otras tareas. Fue una etapa de desarrollo anticipado como les sucedió también a otros muchachos de mi edad”.

“Alfabeticé a tres personas y luego de regresar a mi casa al final de la Campaña, mantuve relaciones permanentes con aquella familia; a modo de anécdota recuerdo que llegamos a La Habana a mediados de diciembre cuando se declaró a Viñales y a Pinar del Río, territorios libres de analfabetismo; participé en el acto del 22 de diciembre en la Plaza, y en mi casa convivió conmigo un alfabetizado, no obstante el 25 de ese mes al casarse una de las jóvenes que yo alfabeticé con uno de los hijos de la familia que me acogió, regresé y participé en la boda de María Antonia que así se llama porque aún vive”.

“Volví a aquel lugar en numerosas ocasiones. Actualmente cuando voy por asuntos de trabajo al territorio trato de que el recorrido me acerque a su casa, algunos de ellos fallecieron porque pasaron muchos años, pero los más chiquitos viven, además, siento un gusto especial por encontrarme con los que quedan y los vecinos de los alrededores”.

Rolando Forneiro, Viceministro de Educación. Foto: Tomada de la Mesa Redonda
Doctor en Ciencias Pedagógicas Rolando Forneiro Rodríguez, Viceministro de Educación Cuba. Foto: Tomada del espacio radiotelevisivo Mesa Redonda

Al terminar la alfabetización-afirma Forneiro-, comencé la enseñanza secundaria básica en enero de 1962 y la Campaña me viabilizó el camino después para participar en la zafra del café que se hacían en aquella época, ya no tenía la mínima objeción por parte de mis padres, incluso el ciclón Flora lo pasé en la campaña de recogida del café en Mayarí Arriba que fue también una prueba difícil con 12 o 13 años de edad aproximadamente.

“Después de finalizar la secundaria básica hice becado los estudios preuniversitarios y posteriormente estudié Matemática en la Universidad de La Habana; no obstante graduarme en esa carrera, toda mi vida la he dedicado a la educación, ya que a los pocos meses de graduarme comencé a trabajar en el Ministerio de Educación el tema de la formación de docentes que tenía impregnado en mi”.

Recordó que en la lucha guerrillera de la Sierra Maestra y otros lugares, se hicieron acciones de alfabetización en la medida que se liberaban las zonas, y al comienzo de la Revolución en 1959 se prestó atención a que todos los niños contaran con un aula y un maestro.

“Un considerable por ciento de los seis millones de habitantes que tenía el país en aquel entonces era analfabeto o semianalfabeto por lo que la Revolución tenía ese reto y la respuesta la tuvo en la Campaña Nacional de Alfabetización en 1961, y se la dio también al principio enseñado por Fidel de que el que sabe más puede transmitir esos conocimientos al que sabe menos”.

Agregó que una acción similar ocurrió años después: la convocatoria del Comandante en Jefe Fidel Castro a los jóvenes para integrar en el destacamento Manuel Ascunce Domenech aún sin tener una formación como docente para impartir clases en la secundaria básica a la vez que estudiaban para formarse como maestros.

El doctor Forneiro Rodríguez considera que la epopeya de la Campaña Nacional de la Alfabetización a la que él brindó su aporte con sólo 11 años de edad fue el inicio masivo de la gran obra educacional que se desarrolla hasta hoy en día.


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020