Aniversario 60 de la Victoria de Playa Girón
  • Viernes, 16 de Abril de 2021
  • Ley Helms Burton: veinticinco años y seguimos en pie (+Audio)

    2021-03-19 17:27:07 / web@radiorebelde.icrt.cu / Aroldo García Fombellida


    Ley Helms Burton: veinticinco años y seguimos en pie

    Al imperialismo, ni un tantico así. Así nos dijo un día, como lección inequívoca, un argentino vestido de verde olivo, más cubano que las palmas.

    La vida nos muestra todos los días que de dicho sistema no se espere nada bueno.

    Si lo sabré yo, que nací en el batey de un ingenio azucarero, propiedad de la tristemente célebre “Mamita Yunai” en un pedazo de mi Cuba, que no era de mi Cuba, era de ellos.

    Marzo de 1996: Ley Helms Burton

    Un par de gringos, uno senador de nombre Jesse Helms, el otro representante, llamado Dan Burton.

    Ahora sí que le pasamos la planadora, dirían.

    Se ponía en vigor la rimbombante “ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana”, firmada por el entonces inquilino de la Casa Blanca Bill Clinton, a quien parece, se le olvidaba, la clase de geografía de primaria que explica claramente que Cuba no está en territorio norteamericano.

    ¡Qué manera de faltar el respeto la de esos señores!

    Todo aquel engendro había comenzado casi dos años atrás, pero ahora, supuestamente, y según sus cálculos, era el momento preciso.

    Contra viento y marea nos sacudíamos del golpetazo que había significado, solo unos años antes, la caída del campo socialista europeo.

    Ley Helms Burton: veinticinco años y seguimos en pie

    Recuerdo en Holguín, por ejemplo, se enderezaba una buena zafra azucarera, el polo turístico de la región sonaba, igual el níquel.

    Pero de la otra parte, algunos de los cubanos radicados en Miami comenzaron a envalentonarse, tanto que hasta se creyeron con derecho desenfrenado a violar nuestra soberanía, y vino, para que nunca más se equivocaran, el derribo de las avionetas de la organización mercenaria “Hermanos al rescate”.

    La Ley Helms Burton lo violaba todo, hasta lo de ellos mismos. Le pasaba por encima a todo derecho jurídico, a las organizaciones internacionales, ya dije, literalmente, a todo.

    Desde ese momento, el bloqueo, ya existente desde cerca de cuatro décadas atrás, no podría ser suspendido por la autoridad de un presidente. Solo el Congreso, pero si antes Cuba cumpliera las ordenanzas norteñas.

    No mejorarían relaciones, no podíamos tenerlas con otras naciones, nadie nos podía tender la mano solidaria.

    Y como para rematar, bastante dinero, para socavar la tranquilidad de nuestro pueblo. Ese mismo dinero que aún les llega a los ilusos, esos que siguen pensando como aquel marzo, de hace veinticinco años.

    Pero aún se podía apretar más a los cubanos, mucho más, y lo demostraba un presidente de turno, quien, por cierto, hace poco salió de la Casa Blanca “como bola por tronera”, dándole fuerza, bastante fuerza, a un par de artículos de la citada ley de manigua, irrespetuosa y extraterritorial.

    A partir de esa “Trumpada” cualquier “Juan Bimba” pudiera demandar a Cuba, porque nuestro legítimo gobierno, instaurado el primer día de 1959, le nacionalizó “una pequeña finquita de mil caballerías, unos centralitos azucareros, unas minas de níquel, unas casitas en Miramar, y otras en Varadero”.

    ¿Serán ilusos? ¿No serán suficientes sesenta y dos años de Revolución para convencerlos que en Cuba el chantaje no camina?

    Ley Helms Burton: veinticinco años y seguimos en pie

    Ley Helms Burton, veinticinco años

    De sus consecuencias criminales cualquier cubano tiene una historia propia.

    Historias difíciles, como la de una familia holguinera, madre y padre, quienes una mañana de hace veinte años, en una pequeña oficina de un hospital habanero, escuchaban una explicación, muy triste y difícil.

    “El cáncer está ahí, si contáramos con las placas de iodo podríamos salvar el ojito, pero el Bloqueo nos impide adquirirlas en los Estados Unidos. Extraerle el ojito a la niña, es ahora la única solución para salvarla. Y la vamos a salvar”.

    Ley Helms Burton

    En policlínicos de La Habana, Santiago de Cuba, Guantánamo y Bayamo, miles de compatriotas extienden su brazo voluntariamente, mientras un puñado de otros compatriotas, de idéntica extracción humilde, tienen lista ya la vacuna más humilde, bloqueada, amenazada, incluso atacada.

    En esa vacuna está expresada la capacidad del pueblo cubano de sobreponerse al cerco económico, financiero y comercial más largo de la historia. Ella es muestra de la firmeza y constancia de luchar siempre, de batallar, de sobrepasar obstáculos, carencias, amenazas, y más.

    Y esas vacunas no llevan esos nombres por casualidad.

    Soberana, Mambisa, Abdala.

    Quieren decir libertad ganada, no regalada, quieren decir agradecimiento, quieren decir ciencia.

    Quieren decir Cuba, y cubano. Y cubano quiere decir mucho.

    Aunque una ley criminal cumpla veinticinco, cincuenta, o doscientos cincuenta años.

    Escuche y descargue a través de nuestro canal en Teveo la versión radial de este reporte:

     

     


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020