Aniversario 62 de la Revolución Cubana
  • Tuesday, 24 de November de 2020
  • Lo de la ciencia cubana no es casualidad

    2020-11-14 15:00:34 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta


    Lo de la ciencia cubana no es casualidad

    La Habana-. Si a alguien le dijeran que una nación de solo once millones de habitantes, pequeña y bloqueada económica y financieramente por la mayor potencia del planeta, es capaz a estas alturas de mostrar varios candidatos vacunales frente a la COVID-19, pareciera un chiste de mal gusto.

    Pero es una verdad, demostrada y confirmada con toda la transparencia del mundo. Cuba es el primer país de América Latina y el Caribe en lograr un candidato vacunal en fase de ensayos clínicos, lo cual se afirma muy rápido pero tiene un antecedente en el desarrollo de su potencial científico que no tiene porque envidiarle a nadie.

    Cuando Fidel afirmaba a inicios de la Revolución que nuestro país debía ser necesariamente un país de hombres de ciencias, estaba mirando al futuro, y con luz larga concibió institutos especializados, centros de investigación, polos científicos, no solo en la capital del país, La Habana, sino también a lo largo y ancho de la isla grande.

    Cada rama de nuestra economía comenzó a tener respaldo en el caudal de conocimientos aportados desde las ciencias para crear los cimientos de donde han emergido durante estos años, resultados que no solo han sido válidos para nuestro país, sino que han marcado un hito para el resto del mundo.

    Dentro de esos loables resultados están nuestras vacunas. Por eso, centros con el Finlay o Ingeniería Genética y Biotecnología tienen una historia de larga data donde desde la experiencia acumulada ya se contaban con plataformas reconocidas para la producción de vacunas en Cuba con una altísima efectividad.

    Lo de la ciencia cubana no es casualidad
    El Instituto Finlay de Vacunas (IFV), el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y la Facultad de Química de la Universidad de La Habana, han establecido una alianza que ha permitido conducir varios proyectos de investigaciones para desarrollar candidatos vacunales contra la COVID-19. Foto: Julio Angel Larramendi.

    Lo primero fue formar el recurso humano, en nuestras universidades. Por eso también uno de nuestros primeros pasos posterior al triunfo revolucionario fue sin dudas la Campaña de Alfabetización. Sin cultura no puede haber Revolución posible, sentenciaba igualmente el líder histórico de nuestra Revolución.

    Fidel no solo vio en el conocimiento humano la mejor herramienta que podría disponer nuestro país, sino moldeó ese conocimiento mucho más allá, dentro de principios éticos, y aderezados de una cultura general integral para poder darle solución a los problemas más cruciales del país, por muy difícil que estos fueran.

    No solo fue el campo de la Salud Pública, sino también en el de la genética y sanidad animal, la meteorología, la cultura alimentaria, el enfrentamiento a enfermedades propias del trópico, a estudiar otras experiencias que podían ser aplicables en Cuba para el enfrentamiento de enfermedades, incluso adaptarlas a nuestras condiciones.

    Gracias a Fidel también, se generó la idea de la capacidad necesaria para lograr cada día mayor independencia y soberanía, desde la aplicación de la ciencia y la técnica.

    No pocas veces, ese ingenio científico se puso a prueba. Incluso hasta frente a amenazas externas provocadas por nuestros enemigos. Pero siempre triunfó el saber y la perseverancia, que fueron armas más poderosas que la presencia de la tecnología donde siempre la barrera del bloqueo de Estados Unidos, logró poner cotas.

    Pero volviendo al tema de las vacunas en el país, que hoy la industria biofarmacéutica cubana produzca ocho de las vacunas que se utilizan en nuestro programa de inmunización, es un índice de naciones desarrolladas, lo cual ha repercutido en la eliminación de un grupo de enfermedades y nos ha proporcionado independencia.

    Para el presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, Eduardo Martínez, parte de esos hitos vacunales son la vacuna contra la meningitis tipo B y C,  que  logró reducir de forma significativa la incidencia de la meningitis en el país.

    Lo de la ciencia cubana no es casualidad

    También hay otros ejemplos, como la vacuna contra la hepatitis B, la primera en obtener en América Latina la certificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una enfermedad que está presente en 300 millones de personas infectadas en el mundo,  y que puede desembocar en la muerte si no es tratada.

    En medio de un escenario tan complejo como el de la lucha contra la COVID-19, Cuba vuelve a emerger en el panorama de salud pública mundial, como una de las pocas naciones, la primera de América Latina y el Caribe en presentar candidatos vacunales que avanzan.

    Debemos sentirnos muy orgullosos de esa capacidad no solo creada, sino que es capaz de articularse en colaboración entre varias instituciones científicas para alcanzar el resultado deseado.

    Y si eso es posible, además de lo dicho hasta aquí, es gracias a la sucesión de generaciones de científicos, y la coexistencia de varias de ellas, con un predominio importante de la mujer, otro logro impensable hace más de sesenta años atrás.

    Lo de la ciencia cubana no es casualidad

    Lo que sucede hoy con las ciencias en Cuba y su conexión con el gobierno, no es casualidad. Gracias a ese extraordinario líder que fue Fidel, su pensamiento ha quedado como una de sus enseñanzas más vívidas. Por eso en fecha tan temprana como Febrero de 1962, ante los nuevos desafíos del país y el desarrollo humano afirmaba y cito:

     “Las fuerzas que impulsan a los pueblos —que son los verdaderos constructores de la historia—, determinadas por las condiciones materiales de su existencia y la aspiración a metas superiores de bienestar y libertad, que surgen cuando el progreso del hombre en el campo de la ciencia, de la técnica y de la cultura lo hacen posible, son superiores a la voluntad y al terror que desatan las oligarquías dominantes”.

    Ese desafío ha sido enfrentado y se venció.

    Lo de la ciencia cubana no es casualidad


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020