Aniversario 63 de Radio Rebelde
  • Lunes, 01 de Marzo de 2021
  • Más allá de los números, está la indisciplina

    2021-02-22 23:06:46 / web@radiorebelde.icrt.cu / Miozotis Fabelo Pinares


    Más allá de los números, está la indisciplina

    Camagüey, Cuba. - Al Decano de la Facultad de Matemática-Computación de la Universidad de La Habana, Raúl Guinovart, todos los cubanos lo conocen, no porque hayan sido sus alumnos o compañeros de trabajo, sino por sus intervenciones para explicar los estudios y modelos matemáticos sobre el comportamiento de la Covid-19.

    A mediados del 2020, el pronóstico apuntaba a que “la recuperación sería lenta y la enfermedad tendría una permanencia hasta finales de año e incluso más”.

    No se podía imaginar que esas proyecciones del Decano Guinovart se multiplicarían, no por la falta de medidas del gobierno y de las autoridades de salud, sino por la indisciplina de las personas.

    La prueba de las inadecuadas actuaciones de la población está en Camagüey.

    Cuando comenzó la epidemia, en marzo del 2020, se reportaron los primeros 18 casos en la provincia; y en abril apenas aumentó con dos nuevos enfermos; de mayo a octubre se logró el control de la enfermedad, en seis meses sólo 36 casos.

    En noviembre comenzó a subir la curva, con casi el doble de contagios; y diciembre encendió las alarmas: 185 diagnosticados positivos, ¿qué sucedió?

    Indisciplina, irresponsabilidad, fiestas familiares, a punto de partida de viajeros; incumplimiento de las medidas sanitarias, exceso de confianza, y muy baja percepción de riesgo.

    Más allá de los números, está la indisciplina

    Coinciden criterios en que la mayoría de las personas consideran que contraer la enfermedad es “una fatalidad” que les ha tocado a otros; y la ven como una posibilidad lejana.

    Abrió el año 2021 con otra cifra alarmante: 462 camagüeyanos contagiados con la Covid-19 en el mes de enero; casi el doble de lo reportado de marzo a diciembre del pasado año.

    Tal como señalara el primero de febrero el Director Nacional de Epidemiología, Doctor Francisco Durán García, “los modelos matemáticos pronostican una incidencia mucho más alta en febrero”.

    Lamentablemente, no han fallado esos cálculos; crecen las alarmas en Camagüey, y en los primeros 21 días de febrero se iguala la cifra récord de enero, pero en diez días menos.

    ¿Han faltado recursos, personal de salud, disponibilidades del sistema, actuación de las autoridades gubernamentales? No, lo que ha faltado es disciplina, responsabilidad familiar e individual, control del cumplimiento de las medidas establecidas, a pesar del contínuo trabajo de educación, y divulgación de los protocolos, y de la información oportuna a través de los medios de prensa y las plataformas digitales.

    Más allá de los números, está la indisciplina

    La violación de las disposiciones lleva hoy a esta compleja situación, ratifica el director del Centro provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Camagüey, doctor Juan Llambías Peláez.

    “A pesar de las medidas de vigilancia reforzada y de toda la divulgación, amplia y oportuna, el municipio de Camagüey se encuentra en Fase de Trasmisión Autóctona Limitada; y los territorios de Florida, Carlos Manuel de Céspedes, Esmeralda, y Nuevitas, retroceden a la Fase Dos, con tasas de incidencia de mucho riesgo, es decir, por la cantidad de personas enfermas por cada cien mil habitantes. De acuerdo con las investigaciones epidemiológicas, el incremento de casos positivos está asociado a fiestas y actividades por el 14 de febrero; violaciones en el uso del nasobuco en lugares públicos, y en muchos barrios de la periferia de la ciudad; excesiva concentración de personas en colas en unidades comerciales y en gestiones y trámites en Bancos y en otras entidades; gran cantidad de jóvenes jugando en la calle; niños que no están en sus hogares debidamente protegidos, tras el cierre de las escuelas; y el incumplimiento de la sencilla y elemental norma de distanciamiento social y físico”.

    ¿Qué significan esas indisciplinas? En primer lugar, poner en riesgo a la propia familia y, después, a los vecinos, a los amigos, a los compañeros de trabajo; y desconocer lo que representa para la sociedad, para las instituciones de salud y para la ciencia, lograr el control de la epidemia, de lo que, en la etapa de enero y febrero, no se puede hablar en Camagüey.

    Desde este lunes, se aplican rigurosas medidas que limitan la movilidad de las personas, y hoy amanece cerrada la ciudad de Camagüey, con el propósito de frenar el incremento de casos positivos de Covid-19, que mantienen en alerta a varios municipios de la provincia.


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020