Aniversario 62 de la Revolución Cubana
  • Wednesday, 25 de November de 2020
  • Nueva Normalidad = Autorresponsabilidad (+Audio)

    2020-10-26 10:18:40 / web@radiorebelde.icrt.cu / Claudia Díaz Pérez


    Nueva Normalidad=Autorresponsabilidad

     

    Sí, es verdad, a nosotros los cubanos nos encanta definir, caracterizar, puntualizar cada situación. Darle un término a cada proceso, a cada etapa. Nuestro prolífero idioma nos lo permite. A la imperiosa etapa que iniciamos hace par de semanas le hemos llamado Nueva Normalidad. Era apremiante y nada descabellado reiniciar la vida económica y social; eso lo permitió la experiencia que se ha alcanzado, los resultados de la ciencia y su probada efectividad en el tratamiento a la COVID-19, pero también necesaria por los efectos de la pandemia en la economía local y mundial, por el recrudecimiento del bloqueo, más hostil cuando la salud de millones peligra, además de que no se puede renunciar a nuestras ansias de desarrollo, estampadas en los acuerdos del último Congreso del Partido.

     

    El objetivo de mi comentario no es precisamente argumentar lo razonable de la medida, quiero darle otro nombre al periodo porque nuestro idioma lo permite y también reflexionar. La “nueva normalidad” puede llamarse también la etapa de la “autorresponsabilidad”. Llegó el momento de ayudar a quien nos ha cuidado hasta el momento, la Revolución, que ha propiciado que el 100 % de los enfermos sean atendidos sin distinción de raza o poder adquisitivo, y que el 91,4 % de las 6 mil 566 personas que han portado el virus SARS- CoV-2 se haya recuperado, todo lo anterior teniendo, como se dice en buen cubano, “la soga al cuello”, queriendo ser estrangulada con una fuerza avasalladora por el vecino del norte que busca ser reelecto.

    En dos semanas, en La Habana se ha vuelto a sentir el ruido del transporte público, las escuelas se alistan para el regreso de las risas infantiles, del alboroto adolescente, mientras otras provincias que ya vivían estas realidades van demostrando que es posible convivir con el virus cerca y no contagiarse, que la Nueva Normalidad es posible. El menor descuido en las medidas de prevención ha sido el detonante para retroceder.

    Por lo menos, la realidad más cercana, La Habana, revela una ciudad que comienza a despertarse y desgraciadamente no todas las realidades resultan plausibles. No se aprende a que estar lejos unos de otros, llevar el nasobuco sin la nariz afuera, o desinfectar superficies, constituye la garantía de salud. Las colas parecen en algunos paisajes de la ciudad como el marabú en los campos, después de que se buscan opciones no aparece la solución definitiva, que las arranque de raíz como se hace con la maleza; bien sabemos que las aglomeraciones son consecuencia de la baja oferta para la alta demanda, pero las alternativas que se ha encontrado en otras provincias normando los productos de necesidad básica ha permitido que alcance y llegue sin el sofoco y riesgo de meterse en una cola.

    Nueva Normalidad=Autorresponsabilidad

    De todas maneras, no es imposible pedir el último en la fila y distanciarse, sin perder el avance de la cola, es por nuestra salud, por la vida que nos queda, que las manos deben lavarse reiteradamente, que debemos llevar la mascarilla para que la sonrisa que se esconde no deje de ser radiante. El sacrificio que se solicita no es ajeno a nuestros intereses, a nuestras pretensiones.

    Es el momento de asumir un nuevo código y estilo de vida como lo ha hecho, incluso, el parlamento cubano que, lejos de detener su cronograma legislativo, se reajusta a la Nueva Normalidad para atender los importantes asuntos de la vida socioeconómica de la nación; por eso hoy inicia el Quinto Periodo Ordinario de Sesiones, en su IX Legislatura, de una manera inédita: solo se reunirán en el Palacio de las Convenciones los diputados de La Habana aquellos que representan otros territorios pero residen en la capital y los Miembros del Consejo de Estado, mientras que de manera virtual por videoconferencia se enlazarán los parlamentarios desde cada una de sus provincias.

    Tenemos que acabar de asumir que la Nueva Normalidad, la etapa de la autorresponsabilidad, de los retos, la apuesta por el ansiado desarrollo, por el perfeccionamiento de nuestro sistema, constituye la mejor opción para la Cuba de noviembre de 2020. Como dijo nuestro Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez al presentarnos el nuevo periodo de enfrentamiento a la COVID-19, es el amor por esta Isla el que nos moviliza y ese amor precisamente es el que nos salvará. 


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020