Cuba Vive
Miércoles, 05 de Octubre de 2022

Palabras mágicas, buenos días, por favor, gracias

2022-03-29 15:45:03 / web.radiorebelde@icrt.cu / Teresa Valenzuela García


 Para Mercedes Patarrón los buenos modales constituyen una prioridad

Fotos: De la Autora

En la sociedad cubana existe una preocupación constante por la educación de las nuevas generaciones. Constituye una prioridad a la cual se le dedica la mayor atención, así como importantes recursos materiales y humanos.

Sin embargo, la información estaría incompleta si no se mencionara el papel esencial de la familia en ese empeño, También  la escuela a la que se le identifica como el centro cultural más importante de la comunidad y a los maestros, quienes  son el ejemplo a seguir.

La intención de conjunto converge en lo que llamamos buenos modales que son todas las conductas de cortesía y amabilidad que se practican en una sociedad determinada.

Cada cultura y época desarrollan diversos códigos de cortesía que permiten que la vida en comunidad se despliegue cívica y pacíficamente.

Según un informe presentado en la U. S. News & World Report los buenos modales se han deteriorado gravemente en los últimos diez años. Esto se debe según opinan los especialistas,  al aumento de la violencia en las sociedades contemporáneas.

Los buenos modales se enseñan desde las edades más tempranas

Los buenos modales mejoran la convivencia entre las personas. Son comportamientos y modos de actuar que denotan que se tiene consideración hacia el otro. Saludar de modo amable, pedir disculpas, solicitar por favor, ofrecer ayuda y colaborar, son algunos ejemplos que hacen la vida más agradable y menos violenta.

Ejemplos de buenos modales son no interrumpir constantemente al otro cuando habla, sino esperar a que termine para expresar nuestra opinión, apagar el teléfono en los lugares en los que es una molestia que suene, por ejemplo un concierto, una obra de teatro, el cine, además, ceder el asiento a las personas mayores, a las embarazadas, a las que cargan un niño, o a las discapacitadas.

Actitudes elogiables son, también, no arrojar papeles o basura en cualquier lado y utilizar siempre los lugares indicados para eso, no gritar o hacer ruidos molestos en lugares públicos que puedan perturbar a los demás, no  entorpecer el tránsito en una escalera, ni en las aceras, ni  en las puertas de acceso, no hacer ruido al masticar los alimentos y comer despacio, con la boca cerrada .

Desde las más cortas edades se pueden enmendar las malas conductas de los menores siempre que se haga de buena forma. Podemos hablar de educación desde que los progenitores tienen los primeros contactos que rectifican actitudes de sus hijos.

Escuche y descargue el reporte en nuestro Canal TeVeo

Es cierto que las buenas formas abren puertas, ya que estas constituyen una carta de presentación inmejorable. Si tenemos buenos modales daremos una mejor impresión y seremos tratados con estima. Además, facilita el contacto social, favorece la aparición de nuevas amistades y mejora las relaciones laborales.

Es un gran beneficio para un niño crecer conociéndolos, ya que estos se convertirán en hábitos que lo ayudarán a tener una mejor calidad de vida y un mejor trato con los demás. Por eso es fundamental incluir estas prácticas en el hogar, así los niños lo aprenderán y lo incorporarán a su vida de una manera natural.

Cuidar el tono y la manera de dirigirse al otro, ser puntual, ceder el paso a los mayores, saber compartir, ser respetuoso con las cosas de los demás y pedir prestadas las que no son suyas, son algunas de las conductas que deben enseñarse en el hogar.

El ejemplo personal de los miembros de una familia desempeña un importante papel a la hora de educar a los más pequeños; inclusive no se les debe de indicar cómo se deben de comportar en determinado momento ya que  basta sólo con observar el modo que lo hacen los adultos.

En el hogar se asimila también las responsabilidades hogareñas y con ellas la laboriosidad, los hábitos de higiene; considerar a los abuelos, y a no pedir a gritos algo que le apetezca.

En los primeros años de vida la casa propicia un aprendizaje insustituible, que luego se combina con la escuela; sólo así se logrará la formación integral de  los niños, adolescentes y jóvenes a que aspiramos  que resulta tan necesaria en estos tiempos.

El maestro es la figura insustituible que los instruye y educa adecuadamente. La mejor forma de enseñar es obrar con el ejemplo.

Lo más conveniente es adquirir los buenos modales desde las edades más cortas. Son virtudes que nos acompañarán el resto de la vida.

 


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020