Cuba vs Bloqueo
Jueves, 23 de Septiembre de 2021

¡Qué viva Celina!

2015.02.07 - 13:51:29 / RRebelde


¡Qué viva Celina!
Hoy, el espacio recital del programa MB Caribe no pudo olvidar que el son montuno, la guajira, el punto, la tonada, y la guaracha tuvieron en Celina un diapasón tan amplio, como amplio y bello era el registro de su voz.

Nos dejó Celina; no me hablen, no es verdad. Sé que sigue aquí, como cuando venía a los estudios de Radio Rebelde día tras día para grabar "Vivimos en Campo Alegre", el estelar campesino en el que por muchos años estuvo haciendo de las suyas, siempre a las 6 de la tarde. Sé que sigue aquí, cantando la "Guajira Guatanamera" en el programa "Así sucedió".

Tuve la suerte de dirigir ambos espacios, gracias a la benevolencia de sus directores. Rubiera "El Ñato" me enseñó lo que sé de la música campesina y allí disfruté a Celina siendo un joven de 21 años que empezaba en la radio.

Luego, la pude tener en varias emisiones de "Así sucedió" y supe lo buena y disciplinada que era en su avatar diario. Jamás una llegada tarde, jamás un "estoy ronca", jamás un gesto airado. ¡Buena compañera hasta la médula! Celina era, además de jovial, una persona preocupada por sus compañeros.

Me gustaba su risa y cómo solucionaba las cosas cuando tenía que cantar más porque algún artista se había enfermado y debía cubrir su tiempo en el programa. Aquel tono fuerte de su voz nunca abandonó mis oídos; me parece estarla escuchando, con su dejo guajiro en un hablar rápido y a la vez relajado. Era tajante en sus ideas, pero a la vez flexible en el trato. No cabían dudas de que era una mujer de temple, pero a la vez poseía una dulzura relajante.

No piensen que ando ponderando bondades debido a su desaparición física. Esa ha sido siempre la impresión que guardo en mí, de Celina, desde que la conocí. Además, ella era con los jóvenes muy cordial. Siempre vio la necesidad del relevo, de enseñar lo que sabía, de mostrar cómo era el desempeño de un artista, el compromiso con él mismo y con la gente a quien le cantaba.

Fue una mujer de mucha fe, en ella, en su carrera, en sus creencias, en su música, en Cuba; porque a cubana no había quien le ganara. Creo que Celina se veía ella misma como nuestra bandera, como nuestras palmas, como la flor de la mariposa. Creo que en cada mariposa florecida habrá desde ahora y por siempre una tonada para recordarla.

Nos dejó Celina; no es cierto. Escúchenla cantar. Escuchen su melodía, el trinar de su canto, sus jocosidades cuando cantaba en vivo, aquello de "…aprovecha que la vieja esta en el río", que me hacía tanta gracia oírle decir.

Nos dejó Celina; no es cierto. Escúchenla en cada laúd, en cada tres, en cada guitarra, en cada garganta de cantor sincero.

¡Ay Celina, tu eres el punto cubano! La décima se inspira hoy en ti, la décima suspira por ti. La décima le canta en ti a la campiña cubana.

El azul de tu cielo es el azul de tu Yemaya. El rojo que tiñó tu combate por la música y por la vida, es el rojo de tu Shangó. La blancura de tu Obbatalá, la pureza de tus sentimientos de guajira cubana. ¿Que decirte amiga? Discúlpame por cambiarte el título y decirte: ¡Qué viva Celina!. (Escrito por: Ramón Espígul)


Envía tu comentario
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020