Aniversario 62 de la Revolución Cubana
  • Friday, 04 de December de 2020
  • Salvar la memoria de aquel Octubre (+Audio)

    2020-11-07 15:41:01 / web@radiorebelde.icrt.cu / Andrés Machado Conte


    Salvar la memoria de aquel Cctubre

    Ni la caída de la Unión Soviética logró desfasar del recuerdo colectivo a la Gran Revolución de Octubre de 1917. Incluso, en los días gloriosos del socialismo, la epopeya fue víctima del manualismo y de los textos-ladrillos que tanto castraron su calor humano. Se levantaron muchos monumentos de piedra, pero no se atendió debidamente el candor de la oralitura de aquellos días.

    El primer cañonazo del crucero Aurora, de seis pulgadas de calibre, provocó una verdadera estampida de los defensores del Palacio de Invierno en Petrogrado, hoy San Petersburgo. Poco o casi nada se cuenta del Batallón de la Muerte, integrado principalmente por mujeres, negadas a rendirse por el temor propalado por el Gobierno Provisional de que los bolcheviques las violarían.

    Cierto que después vendrían excesos de parte y parte, pero aquel asalto final no fue tan cruento como se quiere hacer creer todavía. El jefe de los Guardias Rojos en la toma del Palacio de Invierno, Vladimir Antónov-Ovséyenko (años más tarde víctima de las purgas stalinistas), protegió a los detenidos de dos tentativas de linchamiento por parte de los soldados, rabiosos –se dice—por la fuga de Kerensky, el jefe del Gobierno Provisional derrocado por los revolucionarios.

    En definitiva, triunfó la idea de Lenin de llegar al poder por la fuerza, y no pacíficamente como aconsejaban otros cuadros bolcheviques. Zinoviev y Kámenev publicaron en un periódico adversario su desacuerdo, y Lenin los calificó de rompehuelgas, y hasta amenazó con sacarlos a puntapiés del Partido. En la famosa Carta al Congreso, el jefe de los bolcheviques volvería al incidente, como si el paso de los años no lograra una rectificación efectiva de los encartados.

    En el 2017, a propósito del centenario de la Revolución de Octubre, volvió a hacerse el recorrido del famoso tren “sellado” que llevó entonces a Lenin y a una treintena de camaradas de Zúrich hasta el entonces Petrogrado. El tiempo transcurrido tampoco desdibujó aquel ataque contra Lenin de ser agente de la inteligencia alemana.

    Como es lógico, cualquier alternativa que sacara a Rusia de la Primera Guerra Mundial constituía un respiro enorme para Alemania, y los bolcheviques contemplaban en su programa, como primera medida, el Decreto de la Paz. Como parte de una hábil jugada política, las autoridades del Káiser lo dejaron pasar. El tren jamás fue sellado como se dice, sino que el socialista suizo a bordo Fritz Platten dibujó con tiza hasta dónde podían llegar los alemanes, y evitó cualquier contacto durante el viaje.

    Todavía hoy discurren suspicacias por aquel tren jamás inspeccionado por las autoridades germanas, que dejaban pasar a un enemigo del gobierno ruso. Fueron días de enorme prueba para la salud de Lenin, ya aquejado de fuertes cefaleas, tal vez los primeros síntomas de la arterioesclerosis que, complicada con las balas disparadas por la Kaplán, años más tarde lo fulminó.

    Resulta prioridad salvar la memoria de aquellos días de octubre, exponerlos libres de retórica tal cual fueron, que lejos de restarles gloria, les asiste en emoción y en intensidad. Empezaba la epopeya del país atrasado del arado de madera, que en un breve período histórico conquistaría el cosmos. Es una historia de enorme resonancia, que ni errores ni derrotas lograron silenciar.

    Escuche el audio en nuestro Canal TeVeo


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
    DEL AUTOR
    ÚLTIMAS PUBLICACIONES
    LO MÁS LEÍDO
    LO MÁS COMENTADO
    ESTAMOS EN LAS REDES

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020