Miércoles, 01 de Febrero de 2023

Sonogramas: Guillén Landrián, el cineasta “maldito”

2022-11-17 17:39:12 / web.radiorebelde@icrt.cu / Erick Méndez Díaz


Sonogramas: Guillén Landrián, el cineasta “maldito”

Nicolás Guillén Landrián, “nicolasito”, es, para muchos, el gran cineasta maldito del Cuerpo Audiovisual de la Nación. Maldito por diferente, por crítico, por genio…

De nacimiento, su nombre vino asociado con la poesía. Lírica que convirtió en imágenes y sonidos, y que fue lanza para criticar los errores de una sociedad en construcción.

Integrante de la vanguardia cinematográfica cubana de las décadas de 1960 y 1970, Guillén Landrián es un maldito en la misma estatura de su genialidad, producto a la cual fue incomprendido y también (por qué no) mal entendido.

Su lírica audiovisual se basa en la sensibilidad hacia los dramas personales de los protagonistas de sus obras, la mirada antropológica de la sociedad y el proceso histórico, y el reflejo de las expresiones culturales nacidas de los sectores más humildes del pueblo.

Documental "En un barrio viejo", de 1963

Los orígenes de Nicolás Guillén Landrián en el séptimo arte están asociados a dos proyectos liderados por el Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC) en sus inicios: Enciclopedia popular y Noticiero ICAIC Latinoamericano.

En este último, bajo la dirección general de Santiago Álvarez, nacen obras claves de la filmografía de “nicolasito” como En un barrio viejo (premiado en los festivales de Cine de Cracovia y Toulouse) y Un festival.

Sonogramas: Guillén Landrián, el cineasta “maldito”

El documental Ociel del Toa (1965) marcó, definitivamente, la madurez de Guillén Landrián como cineasta. En él se manifiesta su capacidad para diseccionar la realidad y acercarse a los dramas comunes.

Tres años más tarde, el documentalista filmará una pieza cinematográfica cuya estética se anticipa a la posmodernidad. En Coffea Arábiga, “nicolasito” explota una narrativa audiovisual novedosa y experimenta con el montaje psicológico para relatar el desarrollo de las técnicas del café desde su proceso agrario hasta el industrial.

Luego de ser expulsado del ICAIC, a inicios de la década de 1970, Guillén Landrián se exilia en Miami, donde, 30 años después de su última obra, filma el documental Inside downtown (2003).

Genuinamente irreverente y marcada por una personalísima visión de la realidad de la época, la obra de Nicolás Guillén Landrián constituye uno de los paradigmas del documental reflexivo en nuestro país y en un caso único en el cine nacional.

En esta ocasión, SONOGRAMAS propone un recorrido por el universo cinematográfico del controvertido documentalista cubano Nicolás Guillén Landrián… Escuche y descargue nuestro podcast:

COMENTARIOS

ENLACES EXTERNOS
Radio Cubana
ICRT
Granma
© Radio Rebelde - 2020
© Radio Rebelde - 2020