Jornada de la Prensa Cubana
  • Lunes, 08 de Marzo de 2021
  • Transformar el impacto del SARS-CoV-2 con mayor responsabilidad

    2021-01-26 12:17:57 / web@radiorebelde.icrt.cu / Demetrio Villaurrutia Zulueta


    Transformar el impacto del SARS-CoV-2 con mayor responsabilidad

    La Habana. - Cuando los escenarios son más difíciles debemos pensar bien y con mayor responsabilidad para actuar en consecuencia, y eliminar paulatinamente las causas que provocan el problema.

    Tras varias jornadas consecutivas sosteniendo cifras altísimas de contagio a la Covid-19, al cierre de este lunes el número se disparó como nunca para sobrepasar la cifra de 700 enfermos en un día, lo cual ratifica el alto nivel de transmisibilidad del SARS-CoV-2 en el país, y particularmente en la capital de todos los cubanos.

    Cuando nos acercamos al año de detectado el primer caso de Covid-19 en tierra cubana, las enseñanzas han sido tantas en el orden clínico y epidemiológico, que seríamos capaces de describir protocolos de actuación aún sin ser médicos. Sin embargo, y muy a pesar de la constante comunicación y orientación a las familias e instituciones, muchos han subestimado el alcance del virus y soslayado la necesidad de asumir la responsabilidad individual, comunitaria e institucional como la mejor vacuna ante la complejidad del momento.

    Ponemos en ocasiones como pretexto la necesidad de hacer largas y densas colas para comprar alimentos, cuando en realidad -aunque es una realidad inevitable para todos-, lo que más incide es el no respetar el debido distanciamiento físico, el hablar unos encima de los otros y para mayor desgracia, con el nasobuco mal puesto o sin él, sin respetar los pasos podálicos a la entrada de los establecimientos o el lavado de las manos con agua clorada o alcohol.

    Transformar el impacto del SARS-CoV-2 con mayor responsabilidad

    Asimismo, mantenemos visitas que son evitables a familiares y amistades, en las que tampoco respetamos las normas de bioseguridad, a lo cual se suma, la acción en ocasiones poco enérgica de algunas administraciones que permiten la entrada a sus instituciones de trabajadores con síntomas de catarro o no garantizan dentro de sus locales el cumplimiento del protocolo sanitario establecido para disminuir la posibilidad de cualquier vía de contagio con el virus.

    Una de las conquistas más sagradas del país, la educación, aplazó la realización presencial del curso escolar en algunas provincias y municipios, a partir de un análisis detallado de la situación de territorios que están en fase epidémica de la etapa de transmisión autóctona limitada de la enfermedad, sin embargo y en contraposición, se observan niños y jóvenes jugando en las calles lo mismo al fútbol, a la pelota o deambulando por parques como si no sucediera nada ¿dónde está la responsabilidad de los padres? ¿por qué permitir actitudes de esa índole?.

    Si desgraciadamente vamos a las cifras de fallecidos de los últimos días, el SARS-CoV-2 no respeta edades, e incluso pacientes sanos han sido vulnerables, al punto de que algunos a pesar de los esfuerzos del sistema de salud han fallecido, causando un inmenso dolor a familiares y amigos.

    Lo otro ha sido el desmontaje de sistemas de actuación que estaban muy consolidados, y que nos condujeron al control de la enfermedad desde el trabajo de pesquisaje consciente y profundo en la comunidad, con una atención primaria sostenible en el tiempo, con la realización de pruebas de PCR en grupos más vulnerables, estrategias de anticipación, mayor profundización en las encuestas epidemiológicas para llegarles no solo a los contactos de los contactos sino a segundos y terceros anillos epidemiológicos, detectar casos positivos y aislarlos, entre otras acciones que fueron enseñanzas probadas y con muchos resultados.

    Transformar el impacto del SARS-CoV-2 con mayor responsabilidad

    Entonces en este duro y fatigoso combate contra la Covid-19, cual carrera de resistencia que convoca a dosificar nuestras fuerzas para llegar victoriosos a la meta, la acción sistemática es vital, el papel de las personas imprescindible, el cumplimiento de los protocolos permanente, el papel de la atención primaria decisiva. Si falla algo de lo anterior, tendremos que lamentarlo profundamente, no solo por las consecuencias en el crecimiento del número de casos positivos sino también en sus fatales consecuencias, que aunque en dígitos no son nada comparables a lo que sucede hoy en el resto del planeta, sabemos en Cuba que tenemos potencialidades para disminuir cifras, y ganar esta batalla que se corresponda con los esfuerzos ilimitados del gobierno, el personal de la salud en la zona roja y hospitales, y nuestros científicos.

    No hay que decir mucho. Somos lo suficientemente inteligentes para saber que cuidarnos significa conservar nuestras familias y seres queridos; protegernos es también proteger al país. Si en algún momento ha existido el exceso de confianza ya sabemos lo que nos cuesta. Entonces ¿por qué no evitarlo?


    Envía tu comentario
    • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
    • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
    • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.

    ENLACES EXTERNOS
    Radio Cubana
    ICRT
    Granma
    © Radio Rebelde - 2020
    © Radio Rebelde - 2020